Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mejoran los inspectores de policía heridos en el atentado de Sestao

El inspector Miguel Angel Cabezas Fernández, que resultó gravísimamente herido en el atentado terrorista de Sestao, abandonó ayer la unidad de vigilancia intensiva (UVI) en que permaneció las primeras veinticuatro horas, tras la delicada intervención a que fue sometido el lunes por la tarde en la residencia sanitaria de Cruces (Baracaldo). Pese a la gravedad de las heridas, especialmente en el abdomen, que en un principio hicieron temer por su vida, los médicos que le atienden se mostraban ayer moderadamente optimistas respecto a las posibilidades de recuperación. El otro policía que resultó herido, Miguel Fernández Martínez, internado en el Hospital Civil de Basurto, evoluciona satisfactoriamente.El martes por la tarde tuvo lugar en la parroquia de San Jorge, de la localidad vizcaína de Santurce, el funeral en memoria de Cristiana Mónica Illarramendi Rici, muerta también en el atentado del lunes. Al oficio acudieron unas 150 personas, entre las que se encontraba su ex marido, del que se hallaba legalmente separada.

A las condenas conocidas la víspera se sumaron ayer las del Consejo Regional del PNV en Vizcaya, y de la corporación municipal de Sestao. La condena del Partido Nacionalista Vasco incluye un llamamiento a la población para que "reaccione manifestando su repulsa contra cualquier actuación que vulnere el derecho a la vida y la integridad física de cualquier persona, siendo conscientes de que la pasividad moral que la reiteración de actos de esta índole puede producir, constituye el peor de los males que puede afligir a cualquier sociedad".

Por su parte, el ayuntamiento de Sestao, en la misma línea del comunicado aprobado la víspera por su comisión permanente, denuncia en su declaración la "coincidencia del atentado con el juicio del 23-F"' y advierte contra quienes "por la vía del golpe o por la de las metralletas pretendiendo salvarnos, sólo conseguirán situar de nuevo a nuestro pueblo en las tinieblas de la dictadura". El comunicado fue aprobado con los votos favorables del PNV y el PSE-PSOE, y la abstención de los concejales de Herri Batasuna y Euskadiko Ezkerra.

La agrupación local de este último partido en Sestao, que justifica su abstención por la negativa del pleno a añadir unas palabras propuetas por su concejala, hizo pública ayer una nota en la que se suma enérgicamente a la condena del atentado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 25 de marzo de 1982