Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España cerró ayer en Bruselas seis capítulos de la negociacion para ingresar en la CEE

España cerró ayer en Bruselas seis de los dieciséis capítulos de que se compone su negociación para ingresar en la Comunidad Económica Europea (CEE), según anunció la noche pasada el ministro de Asuntos Exteriores, José Pedro Pérez Llorca, quien se mostró satisfecho de los resultados obtenidos. Sin embargo, no fue posible encontrar una solución para el problema de las patentes -España pedía un período transitorio de nueve años-, tema que pasa a partir de ahora a formar un nuevo capítulo. La integración de la peseta en la Unidad de Cuenta Europea (ECU) será discutido después de la adhesión.

Pérez Llorca calificó la reunión -que duró cerca de cinco horas- de "fructífera, positiva y satisfactoria" y resaltó que, por primera vez desde que se iniciaron las conversaciones con la CEE, no se ha tratado de una sesión ministerial en la que cada uno expone sus posiciones respectivas, sino de una auténtica negociación. "Consideramos que han quedado cerrados seis capítulos y que el resultado es importante", añadió.Logros importantes

El ministro español afirmó que una valoración objetiva de los acuerdos logrados debía hacerse desde la perspectiva de las posiciones iniciales mantenidas por los diez y resaltó que España había obtenido períodos transitorios importantes en cuestiones fundamentales, como el establecimiento de la banca extranjera o el coaseguro.

Analizando capítulo por capítulo, los resultados han sido los siguientes:

- Movimiento de capitales. España pedía un período transitorio de cinco años antes de autorizar las inversiones de residentes en nuestro país en valores de bolsa, inmobiliarios y sociedades financieras destinadas a la compra o explotación de bienes inmobiliarios. Los diez han toncedido un período de tres años para inversiones en el sector mobiliario y de cinco en el inmobiliario.

- Transportes. Los negociadores españoles estimaban necesario un período de seis años antes de poner en marcha el tacógrafo (aparato que se instala en camiones y autobuses para controlar sus recorridos sin descanso). La Comunidad ha concedido tres años para los autobuses, dentro de España, y cuatro para los camiones, siempre que no sean de transporte internacional y de forma regresiva, según tonelaje.

- Política regional. José Pedro Pérez Llorca se declaró satisfecho de los resultados obtenidos, aunque no se ha aceptado la posición inicial española, según la cual todo el territorio nacional podría beneficiarse de los fondos comunitarios para el desarrollo regional. Los diez han aceptado el principoio de un protocolo, pero mantienen la mención a "regiones y zonas más desfavorecidas de España". Al parecer, el acuerdo reside en la inclusión de la palabra "zonas", que permitiría beneficiarse de los fondos a ciertas áreas de regiones "desarrolladas".

- Derecho de establecimiento. España mantenía la necesidad de un período transitorio de diez años antes de autorizar la libre apertura de sucursales bancarias extranjeras y la captación de recursos en pesetas. La Comunidad ha ofrecido una derogación de siete años, al igual que para que Madrid pueda aplicar el criterio de "necesidades económicas". En el caso de las sucursales y captación de recursos el período es degresivo.

- Coaseguros. La CEE ha concedido un período de seis años en lugar de los diez reclamados por Espaiía. Los tres primeros serán de carencia y los otros tres de fuerte degresividad.

- Carta verde. España pedía nueve años, pero ha aceptado finalmente la posición de la CEE: no habrá ningún período transitorio. Según el ministro español lo importante era obtener una derogación para el coaseguro. "La implantación de la normativa comunitaria sobre la carta verde será beneficiosa, tanto para el consumidor español como para las empresas", afirmó.

- Armonización de legislaciones. En este capítulo figuraba el tema de las patentes. La CEE, sobre todo el Reino Unido y Francia, ha reclamado un período de reflexión. Madrid solicitaba diez años de transición para productos químicos y farmacéuticos, lo que parece excesivo de todo punto a los diez. La Comunidad se compromete a fijar una posición en las próximas semanas. Sí fue posible un acuerdo, por el contrario, en lo relacionado con el porcentaje de plomo en la gasolina super y extra. Habrá un período transitorio de tres años, como reclamaba Madrid.

- Inversiones comunitarias. No se ha llegado a un acuerdo sobre las inversiones comunitarias en los sectores de informática, electrónica y química no básica, porque Madrid liga el resultado a la solución del problema de las patentes. Los españoles solicitan inicialmente tres años de derogación.

Economía y finanzas. Hay acuerdo, sobre la base de las propuestas de la CEE y no las españolas, en cuanto a la participación en los sistemas de cooperación crediticia y cuotas, pero no en cuanto a la inclusión de la peseta en la ECU, tema que será discutido después de la adhesión.

Entrevista con lord Carrington

A la vista de este breve resumen, puede decirse que han quedado relativamente abiertos el capítulo de economía y finanzas, y el de derecho de establecimiento (lo relacionado con las inversiones en los sectores de informática, electrónica y química no básica) y que se ha creado un nuevo capítulo -patentes- para el que no existe aún ningún acuerdo final.

Por otra parte, el ministro español de Asuntos Exteriores se entrevistará hoy, probablemente, con su colega británico lord Carrington para tratar, presumiblemente, de temas relacionados con Gibraltar. La entrevista fue solicitada, según fuentes británicas, por el ministro español.

El director general de la Oficina de Información Diplomática (OID), Inocencio Arias, no desmintió ni confirmó la posibilidad de esta entrevista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 23 de marzo de 1982

Más información

  • La integración de la peseta en el sistema europeo y el tema de las patentes no alcanzaron un acuerdo