Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
BALEARES

19.000 millones de pesetas ingresaron las islas por concepto de turismo el año pasado

19.000 millones de pesetas se dejaron en Baleares los 38 millones de turistas que visitaron estas islas durante 1981, lo que significa un incremento del 8,73% en relación con el anterior ejercicio según reveló el delegado de la Secretaría de Estado para el Turismo en Palma de Mallorca, Matías Mut, quien calificó ese año como el mejor de los que se recuerdan en la historia turística de este archipiélago.

En su opinión, este incremento fue más notable en estancias que en número de turistas, aunque reconoció que esa temporada visitaron las islas cinco millones de turistas más que en 1980. Mut calculó, utilizando según sus propias palabras criterios nada exagerados, que los ingresos en pesetas en 1981 aumentaron a razón de quinientas pesetas día-turista, incluidos gastos de estancia y mantenimiento, en 2.500 millones de pesetas, lo que representa una cifra global de ingresos por este concepto de 19.000 millones.En cuanto a las perspectivas para el presente año, el delegado de Turismo en Mallorca señaló que se prevé un ejercicio bastante positivo que incluso puede batir el récord alcanzando el pasado año.

Por su parte, el gobernador civil de Baleares, Jacinto Ballesté, coincidió con el delegado de Turismo en sus vaticinios para 1982, resaltando que aunque el turismo en Mallorca puede desecender en un porcentaje aproximado al 2% en cuanto a visitantes nacionales se refiere, esta disminución se vería complementada por el aumento en un porcentaje igual de visitantes al resto de las islas que componen las Baleares.

El continuo incremento de turistas en Menorca y la paulatina mejora en la capacidad adquisitiva de los turistas extranjeros que acuden a las islas son señaladas como las causas más destacadas para el continuo aumento de la rentabilidad de esta industria en las islas Baleares.

El turismo nacional ha experimentado un notabilísimo incremento en algunas zonas, en especial en Menorca, cuya explotación turística ha experimentado recientemente un importante lanzamiento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 21 de marzo de 1982