La Confederación de Agricultores abandonó la mesa negociadora de los precios agrarios

La Confederación Nacional de Agricultores y Ganaderos (CNAG) abandonó ayer la mesa de negociación de precios agrarios del FORPPA al no aceptarse su propuesta de que los precios de los diecisiete productos sometidos a regulación de campaña fueran fijados en función del aumento de los costes de producción de cada uno de ellos. Según manifestó Eduardo Perea, representante de esta organización en la Mesa, esta postura ha estado condicionada por la ponencia presentada en el último congreso de la CNAG sobre la política necesaria para salvar la actual situación del sector agrario. En la tarde de ayer, fueron aprobados los precios de seis cereales, entre ellos el trigo, que quedó fijado en 20,30 pesetas kilo.

La comisión especializada del FORPPA que negocia los precios agrarios para la campaña 1982-83 entró ayer en el estudio de los precios de los diecisiete productos sometidos a regulación de campaña, tras aprobar las medidas complementarlas. El nuevo precio del trigo quedó fijado en 20,30 pesetas kilo y supone un aumento del 12,07%, aunque en los primeros momentos había sido fijado en 20,50 pesetas. Asímismo fueron aprobados los precios de la cebada (20,50 pesetas kilo), avena ( 16,50 pesetas), centeno( 17,20 pesetas), sorgo (18,75 pesetas) y maíz (20,30 pesetas).

Según han informado fuentes del FORPPA se espera que las negociaciones finalicen en la madrugada del jueves para que la propuesta de la comisión pueda ser aprobada en el Consejo de Ministros del viernes.

Ayer se reanudaron las negociaciones, tras una semana de aplazamiento que había sido solicitada por Jóvenes Agricutores y la Unión de Federaciones Agrarias de España (UFADE). Estas organizaciones presentaron su propuesta de medidas complementarias, cosa que también hizo el FORPPA. Según este organismo de la Administración, las modificaciones introducidas estos días no afectan a la valoración total de las mismas que continúa siendo de 33.900 millones de pesetas. Fuentes del FORPPA señalaron que la Administración no estaba dispuesta a conceder más dinero.

Por su parte, UFADE y Jóvenes Agricutores señalaron a este periódico que las modificaciones introducidas en el conjunto de medidas complementarias suponen en el peor de los casos un aumento de 11.900 millones de pesetas sobre la cantidad negociada inicialmente. Así, el valor total de las medidas de apoyo al sector sería de 46.000 millones de pesetas.

Al final se aprobó este documento con el voto en contra de la CNAG y tres abstenciones procedentes de las cooperativas y el sector del comercio de cereales, así como de la Federación de Industrias de la Alimentación y de la Bebida.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS