El Parlamento Europeo rompe sus relaciones con el régimen militar de Turquía y pide a los 'diez' que suspendan su ayuda financiera

El Parlamento Europeo decidió ayer romper sus relaciones con Turquía, pedir a la Comisión Europea que suspenda toda ayuda financiera de los diez al régimen militar de Ankara e invitar al Consejo de Ministros de Asuntos Exteriores de la CEE a que condene inequívocamente la violación de los derechos del hombre que realiza la Junta del general Kenan Evren. La resolución de la Asamblea europea -elegida por sufragio universal- llega un año y cinco meses después de que la Junta Militar acabara con las libertades democráticas en Turquía, y coincide casi con una moción que deberá votar el Consejo de Europa el próximo día 27 sobre la expulsión de este país de su seno.

Más información

Hace escasamente dos días, Amnistía Internacional anunció que desde la llegada de Evren al poder, más de setenta personas han perecido en sus lugares de detención y que cientos han sido víctimas de torturas. El texto aprobado por el Parlamento Europeo, reunido en sesión plenaria en Estrasburgo (Francia), pide que su presidente, el recién elegido Pieter Dankert, socialista holandés y el presidente de turno del Consejo de Ministros de la CEE, el democristiano belga Leo Tinde mans, realicen urgentemente gestiones para obtener la liberación de 52 sindicalistas, para los que un consejo de guerra turco solicita la pena de muerte.El Parlamento Europeo solicita la inmediata puesta en libertad de los sindicalistas y condena el "simulacro de proceso" que se sigue en Estambul contra ellos.

56 votos a favor

La resolución, presentada por los comunistas, fue aprobada por 56 votos a favor, 53 en contra y nueve abstenciones, y supone anular la comisión parlamentaria mixta CEE-Turquía hasta que se organicen elecciones parlamentarias "por sufragio universal directo", y suspender la visita que debían realizar próximamente a Ankara varios diputados europeos.

En el plano práctico, la Asamblea no tiene poder coercitivo sobre el Consejo, pero su decisión de solicitar la suspensión de ayuda Financiera deberá pesar seriamente en los diez cuando deban dar luz verde al cuarto protocolo financiero de ayuda a Turquía valorado de 650 millones de dólares.

Por otra parte, en Madrid, una delegación del sindicato comunista Comisiones Obreras. hizo entrega ayer, en la Embajada de Turquía, de una carta en la que se denuncia la amenaza que pesa sobre los 52 sindicalistas turcos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 22 de enero de 1982.

Lo más visto en...

Top 50