Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Liberales y progresistas quieren devolver al Ateneo de Madrid su antiguo protagonismo cultural

Programas electorales de las candidaturas de Chueca Goitia y Ruiz Giménez

Dos grupos intelectual y políticamente diferenciados quieren devolver al Ateneo de Madrid, en otro tiempo una de las instituciones culturales más importantes de España, un nuevo protagonismo más acorde con esta época. En sus respectivos programas electorales, hechos públicos ayer una vez que se proclamaron oficialmente las candidaturas que competirán en las urnas el próximo día 27, tanto la candidatura encabezada por Fernando Chueca Goitia, de corte liberal, como la coordinada por Joaquín Ruíz Giménez, de tendencia progresista, pretenden activar la vida de una asociación político-cultural reducida durante más de cuarenta años por el anterior régimen a la más lánguida de las existencias.

El pasado 21 de diciembre se convocaron por primera vez desde 1936 las primeras elecciones para formar una junta democrática, ya que la que presidía hasta entonces era una gestora nombrada en 1980 por el entonces ministro de Cultura, Ricardo de la Cierva. Dos son las candidaturas a la nueva junta que quedará constituida el próximo día 27.Una de estas candidaturas está encabezada por el arquitecto Fernando Chueca Goitia, actual presidente del Ateneo. Con él se presentan Justino de Azcárate, Julián Marías, Francisco Yndurain, José Gerardo Manrique de Lara, Mabel Pérez Serrano, Miguel Martínez Cuadrado, José Alcalá Zamora, Paulino Garagorri, Julio. Pascual y Antonio Manuel Campoy. La mayor parte de estos candidatos pertenecen a grupos liberales de UCD o están muy próximos a este partido.

La otra candidatura la integran Joaquín Ruíz Giménez, como presidente; Francisco Fernández Ordóñez, como vicepresidente y los vocales Miguel Boyer, Luis Gómez Llorente, José María Maravall, Carmen Díez de Rivera, Paulino García Partida, Eloy Terrón, Rodolfo Vázquez, Santiago Garma y Rafael Flórez. Esta candidatura está apoyada por el PSOE y tiene cinco militantes de este partido en la lista oficial.

Fernando Chueca explica que encabeza una candidatura esencialmente cultural "porque todos los nombres que la integran han dedicado su vida al fomento de la cultura, ya sea en el campo de la filosofía, la literatura o las ciencias". Otra de las características de esta candidatura es, según su presidente, la integración. "El denominador común de nuestro grupo es el de ser liberal-demócrata. Se trata de un grupo de personas apolíticas, neutras, que concurren en el terreno común de la cultura con un bagaje científico que les ha hecho ganarse una autoridad en sus respectivos campos". Otra de las características de esta integración se manifiesta en la concurrencia de niveles, tanto funcionales (artistas, literatos, músicos ... ) , como de edad, ya que se integran personas de todas las edades.

El actual presidente de la junta gestora del Ateneo dice que no tienen una ideología continuista (saliendo al paso, según él, de críticas que se hacen en este sentido desde otros sectores ateneistas) "salvo que se entienda por continuismo seguir trabajando con mayor energía sobre lo que ya iniciamos con la junta gestora. Encontramos el Ateneo en un estado deplorable y lo hemos elevado a unos índices más que aceptables".

Joaquín Ruíz Giménez, presidente de la otra candidatura, explica, por su parte, que la idea fundamental de su equipo es la de reencontrarse con la tradición liberal y socialmente avanzada que tenía en Ateneo antes de la guerra.

"No es la nuestra", dice Ruíz Giménez, "una candidatura partidista, aunque tiene un temple político. El Ateneo siempre ha sido una conjunción de preocupaciones culturales y políticas. Entendemos que la política forma parte inseparable del mundo de lacultura. Pero todo esto no quiere decir que vayamos a hacer política partidista, sino todo lo contrario, vamos a poner el pluralismo democrático al servicio de todos los socios, de tal manera que se devuelva a éstos el protagonismo que perdieron".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 17 de enero de 1982