Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La sala del juicio sobre el 23-F sólo tiene capacidad para 360 personas

Tan sólo trescientas sesenta personas, de las cuales poco más de medio centenar serán periodistas, podrán asistir a la vista del. juicio de los 33 procesados por el fallido golpe de Estado del pasado año, que se iniciará con toda probabilidad, caso de que terminen en breve las pruebas testificales de la fase de plenario, a principios de: la segunda quincena del próximo mes de febrero. Al parecer, la fecha será en torno al día 18, seg un supo EL PAIS de fuentes castrenses de reconocida solvencia.El juicio se celebrará en el Servicio Geográfico del Ejército, a diez kilómetros de Madrid. Todos los procesados serán trasladados a este lugar, donde han sido habilitados unos pabellones para tal efecto. Los militares, actualmente distribuidos entre diferentes acuartelamientos dependientes de la Capitanía General de Madrid, pernoctarán en los citados pabellones, ya que el traslado diario desde sus actuales centros de reclusión no fue considerado oportuno.

La vista durará al menos cuarenta días hábiles y el apuntamiento consta de 12.000 folios, por lo que su lectura precisará al menos cuatro días. Actualmente en el Servicio Geográfico del Ejército se encuentran recluidos el comandante Ricardo Pardo Zancada y los capitanes Francisco Javier Dusmet García-Figueras y Carlos Alvarez-Arenas Pardiñas, todos ellos con destinos durante el 23 de febrero pasado en la División Acorazada Brunete Número 1.

Las fuentes consultadas por este periódico señalaron que el local no permite la presencia de más de 360 personas, por lo que se prevé que entre periodistas (alrededor de 60) y familiares se cubrirán prácticamente todas las plazas. En un principio se pensó en unas instalaciones militares situadas en Colmenar como sede del juicio, pero posteriormente se rechazó esta posibilidad y se pensó en el Servicio Geográfico, en donde se han iniciado obras de acondicionamiento, que se encuentran muy adelantadas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de enero de 1982