Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El general José Juste pasa voluntariamente a la reserva al considerar frustrada su aspiración al ascenso

El general de división José Juste Fernández, de 63 años, codirector del Estado Mayor-combinado hispano-norteamericano, ha pasado, por iniciativa propia, a la situación de reserva dentro del Ejército, por lo que queda desvinculado de cualquier relación con el mando. La decisión del general Juste, jefe de la División Acorazada Brunete número 1 durante los sucesos del 23 de febrero último, está motivada, a juicio de fuentes próximas a su persona, en la actitud del Gobierno respecto a su ascenso a teniente general, al que podría haber sido promovido semanas atrás de acuerdo con su posición en el escalafón. El Ministerio de Defensa aceptó ayer la petición de este general.

José Juste, que procede del arma de Infantería, podría haber sido promovido en las últimas semanas, en una situación normal, a teniente general del Ejército, ya que contaba a su favor con la primera de las condiciones para su ascenso, en este caso encontrarse incluido en el primer tercio del escalafón de generales de división. Esta condición permite que su candidatura pueda ser calificada por el Consejo Superior del Ejército. órgano encargado de recomendar al Gobierno los ascensos. El Ejecutivo es, en último caso, el que decide los ascensos y sus consiguientes destinos, siempre a propuesta del ministro de la Defensa.La actitud del general Juste el pasado 23 de febrero, al frente de la División Acorazada, contestada, aunque con argumentos distintos, por sectores opuestos, entre ellos los propios golpistas, ha sido, en opinión de distintos observadores, el desencadenante que motivó primeramente el aplazamiento provisional de su probable ascenso y posteriormente su definitivo estancamiento como general de división. Seda la circunstancia que, según la ley de Reserva Activa, el general José Juste debería de pasar, de seguir como general de división, al grupo de destino de arma o cuerpo del Ejército (escala B), en el presente mes de enero, por lo que quedarían deshechas todas sus aspiraciones a alcanzar el máximo escalón del generalato.

José Juste se encontraba desde el pasado 19 de mayo, días después de que fuera relevado del mando de la División Acorazada, al frente de la codirección española del Estado Mayor combinado hispano-norteamericano, destino en el que sustituyó al general de división Francisco Carbonell Cadenas de Llano, hoy en el grupo de destino de arma o cuerpo, precisamente la persona a la que se le encomendo la dirección de la unidad que días antes había dejado el propio Juste. Carbonell, un mes y unos días mayor que Juste, no pudo ascender a teniente gencral por la ley de reserva activa, cesando en el grupo de mando de armas el pasado mes de diciembre.

Defensa acepta la petición

El pase de José Juste a la reserva fue publicado ayer, mediante real decreto, en el Boletín Oficial del Estado. Textualmente dice: «A propuesta del ministro de la Defensa, y de conformidad con lo previsto en los artículos cuarto, apartado C, y sexto, de la Ley 20/198 1, de 6 de julio, y quinto del Real decreto 1.611 de 1981, de 24 de julio, vengo a disponer que el general de división don José Juste Fernández pase, a petición propia, a la situación de reserva activa, cesando en su actual destino, con efectos económicos de 1 de febrero de 1982». Este real decreto está firmado por el titular de la Defensa, y sancionado por el Rey Juan Carlos.

Fuentes próximas a este militar indicaron que con esta actitud el general Juste pretende dejar en posición digna su imagen de cara a la opinión pública. «La decisión de pasar a la reserva ha sido muy dolorosa. El general estaba muy interesado en ascender, no sólo por alcanzar el máximo escalón, sino principalmente por mantener su propia dignidad como militar».

La decisión de pasar a la reserva la adoptó el general Juste siempre según las fuentes consultadas por EL PAIS, a raíz del ascenso a teniente general del general de división Rafael Allendesalazar, en la actualidad capitán general de la III Reglón Militar (Valencia), hecho que se produjo en el Consejo de Ministros del pasado 4 de diciembre. Con anterioridad y con posterioridad a esa fecha fueron ascendidos respectivamente a teniente general los generales de división, Joaquín Ruiz de Oña, y Ramón Ascanio Togores, quienes junto con el citado Allendesalazar y el actual director general de la Guardia Civil, José Luis Aramburu, se encontraban en el escalafón en posiciones inferiores al general Juste.

Sin embargo, tres de estos tenientes generales, Aramburu, Ruiz de Oña y Ascania Togores, en realidad no sobrepasaron a Juste, ya que no proceden del arma de Infantería, y sus ascensos se produjeron por proporcionalidad y representatividad de todas las armas. Aramburu procede del arma de Ingenieros y Ruiz de Oña y Ascanio del de Artillería. El general Allendesalazar, en cambio, procede del mismo arma que Juste, en este caso Infantería, el más numeroso en generales del Ejército español.

Procedencia de armas

Los generales mantienen su procedencia de armas hasta llegar al empleo de generales de brigada. A partir de ahí, todos son generales del Ejército de Tierra, sin distinción de armas. Con Agustín Rodríguez Sahagún al frente del Ministerio de Defensa se aprobó una directiva de orientación en la que se recomendaba que, en la medida de lo posible, se respetaran en los ascensos la proporcionalidad y la representatividad de todas las armas, de manera que se procurase, al ser Infantería la más numerosa, la presencia de tenientes generales procedentes de Caballería, Ingenieros y Artillería.

La resistencia por parte de las máximas autoridades al ascenso del general Juste ha estado motivada en principio por su actuación al frente de la División Acorazada en los sucesos del pasado 23 de febrero, calificada en su día por los observadores de Prensa de confusa y titubeante, si bien este militar, en sus declaraciones en el sumario del 23-F, aseguró que en ningún momento dio su conformidad a los planes golpistas. El definitivo estancamiento como general de división podría haber estado relacionado con un reportaje publicado en un periódico madrileño, en el cual se revelaban datos sobre la actuación de la acorazada durante el 23-F, que muy pocas personas, entre ellas Juste, conocían.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 12 de enero de 1982

Más información

  • En los próximos días cumple la edad reglamentaria para dejar el mando de armas