Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Consejo de Seguridad de la ONU declara la anexión israelí del Golán "nula y sin efecto"

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas declaró ayer por unanimidad que la anexión por parte de Israel de las alturas del Golán es "nula y sin efecto", y pidió a Israel abrogar esta decisión sin demora. El texto declara que si Israel no aplica esta resolución en un plazo de dos semanas, el Consejo de Seguridad se reunirá antes del 5 de febrero para proponer nuevas medidas.

Por su parte, Siria pidió una reunión de los ministros árabes de Asuntos Exteriores para analizar la anexión israelí de los altos del Golán. A pesar de la nota a la Liga árabe, Damasco no ha hecho público un comunicado que declara que Siria se sigue considerando vinculado al acuerdo de alto el fuego en el Golán, firmado en 1974. "Esto no significa que no adoptemos precauciones ante cualquier eventualidad", dijo un portavoz oficial.En mayo de 1974, un acuerdo sirlo-israelí impulsado por Kissinger, llevó al Golán a 1.250 "cascos azules" de la ONU, que desde entonces controlan una franja entre ambos ejércitos de 45 kilómetros de largo y 5 de ancho.

Siria mantiene por el momento una actitud moderada ante el hecho consumado del gobierno Beguin. A pesar de su convocatoria de la Liga Arabe, el régimen de Damasco no ha hecho un solo gesto que pueda ser interpretado como preparación militar. El ministro de Información sirio incluso calificó ayer de "bastante buena" la actitud de Estados Unidos respecto de la anexión por Israel del Golán.

Los debates del Consejo de Seguridad de la ONU proseguían anoche, después de que la Asamblea General condenara el miércoles la anexión decretada por Beguin. La actitud judía ha provocado un enfrentamiento entre el jefe de la diplomacia estadounidense, Alexander Haig, y el del Pentágono, Caspar Weinberger. Según el diario de Tel Aviv Ma'ariv, Weinberger encabeza una actitud dura, que pretende que Estados Unidos escarmiente a su incondicional aliado. Weimberger ha ordenado la suspension de varias reuniones en las que EEUU e Israel deben perfilar su reciente "acuerdo estratégico".

Anoche fue presentado en la ONU oficialmente un proyecto de resolución que declara "nula" la decisión anexionista israelí y pide su "abrogación inmediata". El texto ha sido patrocinado por el ugandés Olara Otunnu, presidente del Consejo, y está basado en una versión modificada de la propuesta original siria.

Condena de España

En los debates del Consejo que se produjeron en la madrugada del jueves, el embajador español, Jaime de Piniés, subrayó la condena de la acción judía por parte del gobierno de Madrid. Piniés destacó la clara voluntad israelí de no acatar las decisiones de la ONU sobre el conflicto de Oriente Próximo y señaló con energía que si Israel hubiera cumplido la resolucion 242 de la ONU, es decir se hubiera retirado de los territorios que ocupa, "no habría tenido que darnos justificaciones de una acción completamente ilegal".

Ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, de otra parte, se ha presentado un proyecto de resolución semejante al que se espera que vote el Consejo. El texto, inspirado por Cuba, Yugoslavia, Chad y la India, es consecuencia del debate de la Asamblea sobre la situación en Oriente Próximo, y en él se pide a todos los Estados e Instituciones que no reconozcan la anexión y se insta al Consejo de Seguridad a adoptar sanciones obligatorias contra Israel si sus autoridades no acatan las resoluciones de la ONU.

El capítulo 7 de la Carta de la ONU prevé la adopción de sanciones obligatorias en caso de agresión o amenaza a la paz.

En el Golán, mientras tanto, ha comenzado a nevar y no se espera que en estas condiciones puedan producirse enfrentamientos armados. La población drusa de la meseta sigue manteniendo una cerrada huelga general en contra de las autoridades.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 18 de diciembre de 1981

Más información

  • Siria pide la convocatoria urgente de la Liga Arabe