_
_
_
_

4.000 soldados norteamericanos llegan a El Cairo esta semana

Las maniobras conjuntas egipcio-norteamericanas Bright Star (Estrella brillante) darán comienzo el 14 de este mes, con un ejercicio combinado al sur de El Cairo en el que participarán 4.000 militares pertenecientes a las unidades de elite estacionadas en Carolina del Norte.

Dirigidas por el teniente general Robert Kingston,Jefe del comando de rápido despliegue con base en Fort Bragg, las maniobras de desarrollarán simultáneamente en Egipto, Sudán y Somalia, con un ulterior ejército naval frente a Omán. En la capital egipcia todo está previsto para recibir, a través de un puente aéreo que dará comienzo el lunes próximo, a los elementos de la 182 División Aerotransportada norteamericana, que formarán la espina dorsal de estos ejercicios. Un número no determinado de bombarderos B-52, de largo radio de acción, así como los dos aviones-radar- AWACS que habían llevado a cabo una misión de vigilancia en la frontera egipcio-libia, participarán también, en unión de varios escuadrones de interceptores A-10.

En Sudán, las tropas norteamericanas que intervendrán no excederán el número de 350 hombres, cifra que se considera adecuada dado el carácter limitado de las maniobras en este país. En Somalia, serán 300 los militares norteamericanos que participarán en otra fase de las maniobras Bright Star.

La constitución de un pacto regional de defensa entre Libia, Etiopía y Yemen del Sur ha sido uno de los elementos determinantes a la hora de organizar estas maniobras, habida cuenta que los dirigentes egip cios consideran ese pacto como u 1 n motivo de preocupación. Sin que pueda hablarse propia mente de un frente regional en constitución, lo cierto es que el El Cairo ha insistido reciente mente en la necesidad de incre mentar las relaciones entre los Ejércitos sudanés, egipcio y norteamericano para oponerse a la amenaza libia. Para Estados Unidos es esencial, según la fuente citada, que los elementos de intervención rápida de sus fuerzas armadas puedan adaptarse a las condiciones particulares del desierto, ante un posible ataque de los campos petroleros del Golfo. El Ejército egipcio, por su parte, se halla empeñado en una vasta empresa de modernización de su logística y ha comenzado ya a recibir los primeros blindados pesados norteamericanos del modelo M-60.

Conocer lo que pasa fuera, es entender lo que pasará dentro, no te pierdas nada.
SIGUE LEYENDO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_