Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CASTILLA-LEON

La actuación del IRYDA provoca enfrentamientos entre vecinos de dos pueblos leoneses

La polémica actuación del IRYDA en la concentración parcelaria de dos pueblos leoneses, Algadefe y Toral de los Guzmanes, está provocando fuertes enfrentamientos entre los vecinos y de estos últimos con la Administración, ante la inminencia de la entrega de los nuevos títulos de propiedad, después de diez años de desacuerdos entre los afectados.

Veintisiete de éstos tienen todavía pendientes otros tantos recursos contenciosos-administrativos en la Audiencia Nacional, en los que se pide la anulación de todo el proceso de redistribución de tierras por supuestos favoritismos hacia un grupo de propietarios entre los que figuran antiguos cargos municipales.La concentración parcelaria en la zona afecta a 2.117 hectáreas de regadío, cuyo valor a los precios actuales se sitúa en torno a 1.600 millones de pesetas (ochenta pese.tas por metro cuadrado), según los afectados. El número de parcelas es de 4.827, que se pretenden reducir a sólo 841, repartidas entre 676 propietarios. Los trabajos de concentración comenzaron en enero de 1971 y desde entonces han sufrido numerosas modificaciones mientras se incrementaba, sucesivamente, el número de recursos: 29 contra el primer proyecto oficial, 77 durante el segundo y 43 durante el último.

Los afectados por estos proyectos han manifestado que no entregarán sus tierras al IRYDA si éste insiste en ejecutar la concentración antes de que se resuelvan los contenciosos en Madrid. A la vez, acusan a los responsables locales del Instituto de actuar ilegalmente, al haber más de un 4% de propietarios que han recurrido contra el proyecto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de noviembre de 1981