Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Pleno del Congreso inicia hoy el debate de adhesión a la OTAN

El Pleno del Congreso de los Diputados inicia hoy el debate sobre la petición del Gobierno a las Cortes de autorización para la adhesión de España a la Alianza Atlántica. La gran discusión parlamentaria sobre la integración en la OTAN coincide con la reapertura en Madrid de los trabajos de la Conferencia sobre Seguridad y Cooperación en Europa (CSCE), y con una oleada de manifestaciones en muchos países europeos contra el rearme, el armamento nuclear y la organización militar aliada.Durante el fin de semana y ayer también se registraron manifestaciones anti-OTAN en diversos puntos de España. En Valencia se manifestaron entre 15.000 y 20.000 personas, y otras 15.000 lo hicieron en Córdoba. Ambas manifestaciones fueron convocadas por el Partido Comunista de España.

Para presentar el debate de la OTAN que se inicia hoy en el Congreso, Televisión Española difundió anoche un programa de media hora de duración en el que se describía una Alianza Atlántica «defensiva y disuasiva», mayoritariamente dedicada a la cooperación, investigación y consultas entre los aliados para contrarrestar a las fuerzas agresivas del Pacto de Varsovia.

El programa publicitario de la OTAN, estaba realizado con imágenes facilitadas por la propia Alianza Atlántica, con tomas más bucólicas que militares y con frases como la siguiente: «Los dirigentes de la OTAN no se hartan de repetir la política defensiva y de disuasión de la Alianza». El informe insiste en los comités, colaterales de la OTAN, dedicados a la ecología, investigación y energía, como si no existiera el capítulo militar, al que sólo dedica unos minutos.

Por el contrario, el reportaje se amplía a la hora de mencionar la «superioridad militar de la URSS», sin citar la superioridad real en cabezas nucleares del bloque aliado y de Estados Unidos en particular.

Pasa a página 13

El Pleno del Congreso inicia hoy el debate sobre la adhesión de España en la Alianza Atlántica

Viene de primera páginaA lo largo de una semana, los partidos políticos españoles con representación parlamentaria se van a sumergir en el debate atlántico que incluye, de antemano, un previsible resultado en la votación en favor de la autorización al Gobierno para que culmine su proceso de adhesión de España a la OTAN. Un resultado este que será proporcionalmente similar al que se obtuvo en las discusiones que la Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso celebró a principios del presente mes y que dio un resultado mayoritario a la posición de UCD, con el apoyo, sin matices, de Coalición Democrática y de la Minoría Catalana.

La resolución aprobada en la Comisión de Exteriores autoriza al Gobierno a iniciar la adhesión, aunque todavía el Ejecutivo español no ha recibido la invitación oficial de la OTAN para adherirse al Tratado del Atlántico Norte. Invitación esta que el Gobierno de Madrid esperar recibir a mediados del mes de diciembre al término del Consejo Atlántico de invierno que se celebrará en esa fecha en Bruselas.

En la resolución de la Comisión de Exteriores se incluía también una serie de recomendaciones en las que se aludía a problemas colaterales a la cuestión atlántica, como la situación de Gibraltar, la defensa de Ceuta y Melilla y la desnuclearización del territorio español Las tres cuestiones (Gibraltar, Ceuta, Melilla y desnuclearización) no incluían, como pedía la oposición, ningún compromiso formal del Gobierno en favor de la recuperación de Gibraltar como condición para ingresar en la OTAN -el ministro de Asuntos Exteriores, José Pedro Pérez-Llorca, se limitó a señalar que, «si una vez en la OTAN el proceso de recuperación de Gibraltar permanecía bloqueado, España saldría de la Alianza Atlántica- ni una garantía expresa de la inclusión de Ceuta y Melilla en el área defensiva de los aliados, igual que lo hicieron Turquía o Francia en su día con su ex colonia argelina. Tampoco quiso incluir el partido centrista en la resolución una promesa formal de que España no aceptará el paso de armas nucleares por territorio hispano, ni su eventual instalación, en contra de las declaraciones oficiales que han hecho varios ministros, intentando asegurar que no habrá armamento nuclear en España.

El debate OTAN del Pleno del Congreso, a la vista de los resultados de las discusiones de la Comisión de Asuntos Exteriores, no debe incluir sorpresas mayores ni novedades con respecto a los argumentos ya presentados días atrás por los partidos políticos. Sí se incluirán, desde luego, alusiones a las elecciones griegas, a las recientes declaraciones del presidente Ronald Reagan en las que anunciaba como posible una guerra nuclear localizada en territorio europeo, así como a las numerosas manifestaciones pacifistas que se han celebrado estos últimos días en numerosas capitales europeas y españolas. También será argumento la reciente encuesta de opinión publicada por EL PAIS, que incluía en sus resultados el deseo del 69% de los españoles de que se celebre un referéndum sobre la OTAN. Asimismo, se señalaba que el 52% de los españoles está en contra de la adhesión a la OTAN, y el 18,1%, a favor.

Tres apartados de discusión

Las discusiones, al igual que ocurrió en la comisión, se desarrollarán en tres apartados (aunque la Mesa del Congreso ultimará hoy estos detalles), dedicados a las cuestiones de forma y procedimiento de la adhesión a la OTAN, al tema del referéndum que desea evitar UCD y al fondo político de la discusión. En el debate estará ausente el portavoz del PSOE de la Comisión de Exteriores, Luis Yáñez, quien mantiene posiciones discrepantes con el secretario general del PSOE, Felipe González, por la manera poco clara y poco directa con la que el primer partido de la oposición aborda esta política del Gobierno.

Al parecer, estas discrepancias influyeron en la oposición tajante de Felipe González a la restauración de la secretaría de relaciones internacionales del PSOE, a la que aspiraba Luis Yáñez La coordinación exterior del partido socialista quedó como estaba desde el congreso extraordinario del PSOE, bajo la tutela del propio Felipe González y la coordinación de su amiga y colaboradora Elena Flores.

En cuanto a UCD, es de esperar que también el portavoz de la Comisión de Asuntos Exteriores, Javier Rupérez, tampoco aparezca mucho por el hemiciclo, ya que el diputado centrista es el jefe de la delegación española en la Conferencia sobre Seguridad y Cooperación en Europa, que hoy reabre sus puertas después de un año de permanente fracaso. Se cree, además, que los debates del Parlamento tendrán una influencia directa en las discusiones de la CSCE.

Por otra parte, y coincidiendo con el debate parlamentario, se sabe que varios dirigentes de la oposición habían iniciado contactos para preparar iniciativas conjuntas en contra de la OTAN, como la eventual convocatoria, de una magna manifestación para apoyar este debate desde la calle. No obstante, el PSOE parece estar en contra de este tipo de expresiones y tampoco quiere aparecer en un frente de izquierdas, sino mantener su postura de acción unilateral y moderada en este debate.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de octubre de 1981

Más información