Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España y Portugal deben estar en la CEE antes del 1 de febrero de 1984

El congreso de la Asociación de Periodistas Europeos aprobó ayer un documento en el que solicita el ingreso de España y Portugal en la Comunidad Económica Europea (CEE) antes del 1 de febrero de 1984. La asociación terminó en Lisboa su 19º congreso, organizado bajo el lema La Europa de los doce, durante el cual todos los participantes pidieron la revitalización de la voluntad política de crear una Europa unida, como herramienta decisiva para la ampliación de la CEE, con la incorporación de España y Portugal.

El documento aprobado solicita que las negociaciones de ingreso de estos dos países no se vean afectadas por las discusiones de problemas agrícolas y presupuestarios, que se realizan actualmente a nivel interno en la Comunidad, así como que ambos países sean, consultados sobre las reformas que se plantean para el futuro.La fijación de esa fecha tope del 1 de febrero de 1984 para el ingreso de España y Portugal debería fijarse, según el documento, durante la cumbre comunitaria que se celebrará en Londres el 26 de noviembre próximo.

El documento se hacia eco, así, de las posturas de los Gobiernos de Madrid y Lisboa. Ya en el transcurso de la primera sesión, el ministro español de la Presidencia, Matías Rodríguez Inciarte, declaró que España espera que la Comunidad fije un calendario para la adhesión de la península Ibérica a la CEE. El ministro señaló también que las negociaciones de adhesión de España a la Comunidad no deben estar condicionadas por las reformas internas de la CEE, a las que, por otra parte, España debe estar asociada o ser consultada.

Desencanto español

En su intervención el ministro español, que fue recibido por el presidente del Gobierno lusitano, Pinto Balsemáo, advirtió sobre el desencanto que produce en la población española los continuos obstáculos que la CEE impone a la negociación de Madrid con Bruselas. Subrayó que no se deben a problemas de índole económica, sino más bien a cuestiones políticas: "a la falta de una política de los Gobiernos comunitarios para progresar en la unión aduanera y consolidar la ampliación de la Comunidad hacia la península Ibérica".En la discusión también participó Fernando Morán, senador del PSOE, quien insistió en la dimensión internacional de España, en su posición estratégica en el marco de las relaciones internacionales y de la actual tensión Este-Oeste. Concluyó apoyando las ideas anunciadas por el ministro, es decir, pidiendo un calendario de adhesión, exigiendo una negociación paralela a los debates internos de la CEE y el derecho de España a ser consultada sobre dichos debates.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 25 de octubre de 1981

Más información

  • El 19º Congreso de la Asociación de Periodistas Europeos termina sus sesiones