Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Problemas jurídicos impiden que el recargo de las quinielas vaya a los clubes

Luis María Carzola, inspector de Servicios del Ministerio de Hacienda, organismo al que representa en el Comité Organizador del Mundial-82, aseguró a EL PAIS que «existen problemas jurídicos que hay que resolver para que los clubes reciban los ingresos del recargo de cincuenta céntimos de las quinielas». Este recargo de las quinielas fue aprobado por decreto, con una vigencia hasta junio de 1982, para cubrir el presupuesto de 2.270.8 10.000 pesetas, fijado por el Comité Organizador para obras propias necesarias para la celebración del Campeonato Mundial.El Comité Organizador del Mundial-82 cubrió el presupuesto fijado en la pasada jornada quinielística. Según el decreto que aprobó el recargo quinielístico de cincuenta céntimos, cuya sugerencia, elaboración y redacción correspondió a Luis María Cazorla, los ingresos que a partir de ahora se obtengan por ese concepto revertirán al Tesoro público.

Algunos clubes de Primera división, sobre todo aquellos cuyos campos serán sedes de los partidos del Mundial-82, lanzaron la idea de que esos ingresos quinielísticos, una vez cubierto el presupuesto del Comité Organizador, se destinasen a sufragar los gastos de las obras de remodelación de sus instalaciones deportivas. El presidente del Real Madrid se preocupó de plantear este asunto, con la colaboración del que fuera vicepresidente madridista y ahora presidente del Comité Organizador del Mundial-82, Raimundo Saporta, ante algunas personalidades relacionadas de algún modo con organismos gubernamentales.

Una de estas personalidades fue colocada al lado de Luis de Carlos en la cena que el Madrid ofreció con motivo del trofeo de baloncesto que el club madridista organiza por las fiestas navideñas. El presidente madridista supo aprovechar la oportunidad, porque su interlocutor ocupa un alto cargo en el Ministerio de Hacienda. Luis de Carlos insistió en este asunto durante un almuerzo celebrado en un hotel de Madrid, y al que asistió el ex presidente del Gobierno Adolfo Suárez y también el ex directivo madridista y actual asesor personal de Pablo Porta, Benito Castañeda muy bien relacionado con e político abulense. Luis de Carlo informó al instante al presidente de la Federación Española del ofrecimiento de Adolfo Suárez para gestionar y apoyar la solicitud de los clubes.

Adolfo Suárez, en el tema

El bufete jurídico de Adolfo Suárez se encargó de gestionar ante la Administración los deseos de los clubes de una forma totalmente desinteresada. El presidente de la Federación Española, en las últimas reuniones de presidentes de clubes de Primera División, aseguró a éstos que el Ministerio d Hacienda está dispuesto a conceder los ingresos del recargo de las quinielas que se obtengan una ve cubierto el presupuesto del Mundial-82. «Esta concesión se considera hecha. El propio ministro de Hacienda comentó a Gregorio, Patinero que no hay ningún problema para resolver el asunto de esa forma», indicó Pablo Porta, según informó a EL PAIS uno de los presidentes que asistieron a esa reunión.En esta reunión se les aseguró además, a los presidentes de Primera División que el decreto por el que se debe aprobar la modificación del anterior, con el fin de que el recargo quinielístico se destine a los clubes, está redactado y que solamente resta que sea aprobado en Consejo de Ministros. Luis María Cazorla no se mostró tan optimista y aseguró a EL PAIS que hay posibilidades de que ese dinero vaya a los clubes, pero que «se necesita resolver una serie de fórmulas complicadas para establecer la aprobación del nuevo decreto. Hay que aclarar lo que quieren los clubes. El pasado jueves recordé en el Ministerio de Hacienda que el Comité Organizador del Mundial-82 estaba a punto de cubrir el presupuesto fijado y que había que resolver el problema que se podría plantear. Expuse el problema y di mis opiniones sobre las fórmulas que se podrían establecer para su solución».

Hace aproximadamente un año, los clubes de Primera División decidieron constituir una comisión que se entrevistase con el ministro de Hacienda para tramitar que el dinero de las quinielas revirtiese al fútbol. La comisión estuvo formada por los presidentes del Barcelona, Sevilla, Valencia y Real Madrid. La entrevista con el ministro de Hacienda se tramitó a través del Consejo Superior de Deportes, pero nunca llegó a celebrarse.

Es posible además que surjan problemas entre los clubes de Primera División si se les concede los ingresos que restan por obtener por el recargo de las quinielas. La concesión de estos ingresos se pretende justificar con las obras a realizar en los campos en que se disputen los partidos del Mundial-82, con lo que serían los propietarios de los mismos los que recibiesen esos ingresos extraordinarios. Algunos clubes de Primera División, aquellos cuyos campos no serán sedes del Mundial-82, presentaron ya sus protestas por lo que consideran una discriminación. En este sentido se pronunciaron los presidentes de la Real Sociedad, Osasuna y Las Palmas, entre otros. Se les contestó, por parte federativa, que no se preocupasen por este asunto, que la Federación Española tiene otras fuentes de ingresos del Mundial-82 y que habría dinero para todos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de octubre de 1981

Más información

  • El sobrante del Comité Mundial pasa ahora al Tesoro Público