Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El asesor le la banca privada, contrario a una devaluación inmediata de la peseta

El asesor económico de la Asociación de Banca Privada. José Diego Teijeiro, se mostró aver contrario a una inmediata devaluación de la peseta que desataría un proceso inflacionista indeseable, en el curso de la conferencia inaugural del XIII Encuentro de Euroforum que se celebra en Madrid.Respecto al reciente ajuste en el Sistema Monetario Europeo con revaluaciones del marco y el florín v devaluaciones del franco francés la lira ltaliana, Teijeiro señaló que el planteamiento de la devaluación no tiene que ver con ese ajuste de paridades de las monedas v, en cuanto al efecto neto para España de ese reajuste. afirmó que será marginalmente negativo. Por el momento la peseta seguirá inalterada en su sistema de flotación.

En cambio, negó que la peseta esté en una posición de equilibrio. ya que, según él, no puede estar en equilibrio en un país con un endeudamiento externo que crece de modo preocupante. con déficit exterior serio, y en un país, el único industrial, donde desde hace cinco años, y año tras año se pierden puestos de trabajo y desciende la población activa, además de tener una fuerte tasa de paro.

Respecto a la política cambiaria, el asesor de la AEB criticó a la autoridad económica, afirmando que no hay criterios claros sobre cómo se maneja ésta. Con los tipos fijos de cambio -dijo- uno se podía equivocar, pero al menos había algún criterio conocido, una guía.

A lo largo de su intervención, Teijeiro señaló algunos de los desequilibrios más fuertes que aquejan a la economía española en este momento y que se vienen arrastrando con fuerza desde la crisis del petróleo de 1973, con el agravante de que nuestro país está C perdiendo terreno respecto a los países industriales en casi todas las áreas.

El déficit exterior por cuenta corriente de 1981 lo situó entre 6.000 o 6.500 millones de dólares, el crecimiento del producto interior bruto será inferior al 0,5 % este año, el déficit de la Administración central va a situarse entre el 4%, y 4,4% del PIB (catorce veces más que en 1977), el endeudamiento exterior de nuestro país va a llegar en el corriente año a 28.000 millones de dólares y el paro - 15 % sobre la población activa- va a seguir en tasas preocupantes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de octubre de 1981