Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

700 intoxicados en Guadalajara tras ingerir salsa mahonesa

Más de setecientas personas resultaron intoxicadas el pasado fin de semana en un restaurante de Guadalajara al ingerir salsa mahonesa que contenía la bacteria Salmonella tihimurium. Los afectados habían celebrado en dicho establecimiento dos bodas, y un grupo bastante numeroso asistía a una convención organizada por una firma comercial. A mediodía de ayer se encontraban internadas 152 personas en diferentes centros hospitalarios.

Las comidas fueron servidas en la tarde y noche del sábado, y los invitados comenzaron a notar los primeros síntomas a mediodía del domingo, principalmente dolores abdominales, fiebre alta, diarrea, dolores de cabeza y, en los casos más importantes, pérdida de líquido por heces. Todas las personas que ayer permanecían hospitalizadas sufrían principios de deshidratación y se les suministraba suero.Según han informado la Delegación de Sanidad y la dirección de la residencia sanitaria, a las ocho de la mañana del lunes pudo confirmarse el motivo de la intoxicación.

Una vez localizada la bacteria causante en la salsa servida en las comidas se encontró también en heces de enfermos. Ayer, sin embargo, la delegación no había podido determinar la causa de la presencia de la Salmonella en la mahonesa. Esta sólo podría deberse a su existencia en alguno de los productos utilizados en su elaboración, cosa bastante improbable según fuentes médicas, o al hecho de que alguna persona que manipulara los alimentos portara este germen.

El número exacto de afectados no se había precisado ayer, ya que algunos comensales partieron el mismo sábado hacia sus lugares de residencia. En concreto parece que se han localizado casos en Segovia y en pueblos de la provincia de Guadalajara (cuatro confirmados en Molina de Aragón). No obstante, en la residencia sanitaria han sido atendidas cerca de quinientas personas y continuaban ayer internadas 55; otras 65 habían sido trasladadas al Hospital Provincial, y veintisiete, a una clínica privada.

EL PAÍS visitó ayer una de las salas habilitadas para estos enfermos en la escuela de enfermería anexa a la residencia y conversó con alguno de ellos En general afirmaban encontrarse bastante mal y el diagnóstico médico era de «cuadro intestinal agudo».

Fuentes de la residencia sanitaria han insistido en la importancia de prevenir un posible contagio, por lo que recomiendan la utilización de lejía en servicios y en el lavado de ropa interior. El contagio puede ocasionarse a través de heces de personas portadoras de gérmenes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 6 de octubre de 1981

Más información

  • El envenenamiento se relaciona con la bacteria "Salmonella tithimurium"