Vuelve a prisión un delicuente convertido en escritor por Norman Mailer

Jack Abbott, autor de un libro de gran venta en EE UU, implicado en un asesinato

Jack Henry Abbott, delincuente norteamericano convertido en escritor por el novelista Norman Mailer, fue capturado el pasado fin de semana por la policía norteamericana y está siendo interrogado en relación con un crimen en el que el citado personaje parece estar implicado. Abbott, de 37 años, hijo de una prostituta china y un marino irlandés, estuvo encarcelado desde que tenía doce años, convicto de asesinato. El relato de su experiencia carcelaria cautivó tanto a Mailer que éste decidió publicar en forma de libro, con un prólogo suyo, las cartas que le envió Abbott. Ese libro se publicó este año en Estados Unidos, se titula In the belly of the beast (En el vientre de la bestia), y es uno de los más vendidos en USA.

Abbott abandonó la cárcel el pasado año gracias a las gestiones de Mailer y estuvo en libertad condicional durante algo más de diez meses. El pasado 18 de julio entró en un bar neoyorquino acompañado de dos mujeres, discutió con un camarero, Richard Adan, de veintidós años, sobre el uso para clientes de los servicios higiénicos del local. La discusión fue seguida de riña, en el curso de la cual apareció una navaja. Adan fue asesinado. La policía quiere, saber quién le mató.Después del incidente, Abbott siguió viviendo, durante unas horas, como una figura codiciada por los organizadores de fiestas en Nueva York, pero pronto abandonó la ciudad y burló a la policía. El cerco de ésta se estrechó, hasta que el autor de In the belly of the beast fue descubierto con una identidad falsa en Nueva Orleans, aprehendido, encarcelado y sorprendido al enterarse de que su. libro era un éxito de venta en Norteamérica. Hasta ahora, su volumen de cartas ha ganado unos diez millones de pesetas y su representante literario -el mismo que tiene Norman Mailer- estima que ganará en total unos veinticinco millones de pesetas.Abbott tomó contacto con Norman Mailer cuando se -enteró de que éste se hallaba escribiendo un libro, La canción del verdugo, sobre Gary Gilmore, ejecutado en 1977. Abbott estuvo encerrado antes de que se cumpliera la sentencia de muerte de Gary en muchas de las cárceles que frecuentó éste, y se ofreció al autor de Los desnudos y los muertos para informarle sobre las condiciones de vida de los presidios.Las cartas que Abbott dirigió a Mailer hicieron creer a éste que había descubierto a una gran promesa de las letras norteamericanas. El novelista decidió promocionar al presidiario.La Random House accedió a publicar las cartas de Abbott a Mailer, aunque las respuestas de éste no se incluyeran en el libro. A cambio, Mailer concibió un prólogo en el que se leía: «De las cartas de Abbott surge un intelectual, un radical, un líder en potencia, un hombre poseído por una visión de unas relaciones humanas mejores que las que una revolución puede forjar».La protección de Mailer fue más amplia: ofreció a Abbott un puesto de secretario suyo, con la misión de investigar sobre sus futuros libros.Jerzy Kosinsky, autor de Cockpit, y presidente del Pen Club neoyorquino, le prestó su apoyo.

Las gestiones dieron su fruto: Abbott estaría en libertad condicional hasta que el 9 de agosto pasado le fuera firmada la libertad total. La presunta implicación de Abbott en un nuevo asesinato cogió desprevenido a quienes le habían introducido en la sociedad intelectual norteamericana. Norman Mailer ha comentado: «Ha sido una situación trágica de punta a cabo».

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS