El arzobispado interviene en relación con la propiedad de una ermita en Parla

La asesoría jurídica del arzobispado de Madrid procede al estudio de los documentos presentados por la Hermandad de Nuestra Señora de la Soledad, de Parla, en apoyo de sus demandas al usufructo de la ermita de la misma advocación, en la que últimamente se habían producido altercados en relación con los cultos dominicales. El pasado domingo, los sacerdotes colocaron una nota en la en puerta del santuario dando a conocer que, a la vista de las tensiones existentes, se suspendía la celebración de la eucaristía en el templo.

En numerosos lugares de la ciudad, la Hermandad de Nuestra Señora había colocado un pasquín impreso invitando con carácter de urgencia a los 1.840 afiliados de la misma a una reunión para discutir la actitud de un grupo de hermanos que en domingos anteriores habían promovido una contundente respuesta a quienes deseaban asistir pacíficamente a misa. La reunión se celebró con tranquilidad hasta que, según testigos presenciales, al final se produjeron enfrentamientos verbales entre la tendencia abierta y moderada y el grupo ultra. Según manifestó un sacerdote de Parla a este periódico, desde hace ocho años los proyectos de pastoral abierta que se han tratado de aplicar en la ciudad han encontrado la resistencia de un sector reaccionario, precisamente adscrito a la Hermandad de Nuestra Señora. Tanto el sacerdote como otros vecinos de Parla conceden a esta asociación piadosa un meritorio papel social en la localidad, a pesar del sector ultra citado. El mismo sacerdote señaló que "en modo alguno son fanáticos todos sus miembros". El pasado domingo se procedió al descenso de la imagen de la Virgen desde la ermita a la iglesia parroquial y no se produjeron altercados entre los fieles. En cuanto a la intervención de la asesoría jurídica del arzobispado, el vicario de la zona once, a la que pertenece Parla, Emilio Mayayo García, comentó a este diario que, sin perjuicio de que la asesoría emita en su día un dictamen sobre si la ermita debe o no inscribirse entre las propiedades del obispado, la documentación presentada por la Hermandad en apoyo de sus demandas no deja de ser extraña, ya que el usufructo del templo se realizó, siglos atrás, a la imagen de la Virgen, lo cual supone una figura jurídica no asumible hoy por el derecho al uso. De todas formas, la diócesis está abierta a una solución razonable que evite un conflicto entre fieles y jerarquía. Por lo demás, el obispado no está dispuesto a realizar concesiones en el plano pastoral. Al parecer, en el fondo de este conflicto se sitúa la resistencia de los ultras de la localidad a permitir que las homilías de las misas no conecten con su ideología política. Tanto esta asociación piadosa como los sacerdotes y el Ayuntamiento se proponen que las fiestas patronales, que comienzan esta semana, transcurran en absoluta calma.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS