_
_
_
_
PAIS VASCO

Mil personas protagonizaron en Bilbao un simulacro de accidente nuclear

Con un simulacro de accidente nuclear representado ayer tarde en la plaza Circular, una de las más céntricas de Bilbao, cerca de mil personas protagonizaron uno de los actos más espectaculares de las Jornadas internacionales contra Lemóniz, que comenzaron el lunes en Bilbao, organizadas por los comités antinucleares y otros organismos populares próximos a la coalición Herri Batasuna.

Tumbados durante cinco minutos en medio de la plaza, y después de realizar un corte de tráfico en la zona alrededor de un millar de personas, en su mayoría jóvenes, exclamaban entre suspiros y gritos: «Me muero; nos morimos todos, Lemóniz», tras los cuales gritaban consignas antinucleares. La misma representación se realizó inmediatamente después en el parque del Arenal. En ningún momento intervino la policía.Dentro de los objetivos de estas jornadas está el «relanzar el movimiento de información, debate y movilización popular en la lucha contra la central nuclear de Lemóniz».

Marlo Gaviria, Bernard Chardonneaux y Michel Rodés debatieron el lunes sobre la alternativa a la actual sociedad. El ecologista navarro basa tal alternativa en una ruptura con la actual concepción de la vida. Esta, segun su opinion, ha de ser concebida bajo unos mínimos más satisfactorios para la humanidad, en los que cabe el crear productos más racionales y útiles que revestirán en esta satisfacción.

Para Marlo Gaviria, no sólo la contaminación condiciona las formas de vida, sino también la presión bajo la que vive el hombre actual, «que en unos casos está esclavizado por el número de horas de trabajo, y en otros, por la absoluta inaétividad».

Ayer se celebró además una charla-debate sobre la OTAN y la energía nuclear, en la que intervinieron representantes de distintas nacionalidades europeas. También en el día de ayer tuvieron lugar diversascharlas sobre temas sociopolíticos y demás actividades culturales.

Tal vez lo más e sperado de estas jornadas sea un debate previsto para el jueves, al que han sido invitados representantes del Gobierno vasco, la empresa Iberduero y colectivos antinucleares. Sin embargo, se tiene la impresión de que ni el Ejecutivo vasco ni la empresa constructora de Lemóniz acudirán a la cita. Ayer mismo, portavoces de la organización manifestaban su más enérgica repulsa ante lo que consideran «actitud de torpedeo de las jornadas» por parte de Iberduero, dada la negativa de esta empresa a dotar de energía eléctrica -contratada y pagada- al terreno, donde se ha instalado un camping para los asistentes.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_