Francia busca participar en la solución del conflicto del Sahara

El conflicto del Sahara occidental figurará en el centro de las discusiones que mantendrá, este fin de semana, el jefe de la diplomacia francesa, Claude Cheysson, en su primera visita oficial a Argel y Rabat.El ministro galo permanecerá veinticuatro horas en cada capital y transmitirá sendos mensajes del presidente Mitterrand al presidente argelino, Chadli Bendjedid, y al rey Hassan II.

Cheysson llegará a la capital argelina el sábado próximo, pero no podrá ser recibido por su homólogo argelino, Seddick Benvahia, quien se recupera en una clínica francesa, de las graves heridas sufridas, en mayo pasado, en un accidente aéreo.

La visita del ministro galo no será, con todo, protocolaria, en la medida en que no solamente se trataría de reforzar el marco de las relaciones bilaterales, sino atisbar las posibilidades que tendría una participación francesa en el proceso de solución política a la crisis del Sahara.

La creación de un comité especial de la OUA en Nairobi, encargado de crear las condiciones para un referéndum de autodeterminación en la ex colonia española, recorta las posibilidades de intervención de París, teóricamente, pero ante la eventualidad de que se prolonguen excesivamente las actividades de ese comité no se descarta que el Gobierno socialista del primer ministro galo, Pierre Mauroy, se ofrezca a título de mediador entre las partes implicadas el ese conflicto.

Un emisario del presidente Mitterrand se personó en Argel días pasados, para comunicar al jefe del Estado argelino los elementos de base de una propuesta francesa sobre el tema del Sahara occidental, que, según ha trascendido en círculos diplomáticos, consistiría en una negociación saharaui-marroquí a propósito del establecimiento de una entidad territorial confederada.

Esta hipótesis no parece susceptible de ser aceptada por el Frente Polisario, quien continúa reclamando nueve condiciones previas al establecimiento de un alto el fuego y la celebración del referéndum.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Entre esas condiciones figura la salida de tropas y efectivos civiles marroquíes, la participación del Polisario en una Administración interina de la ex colonia v el regreso de los refugiados saharauis instalados en las proximidades de la localidad argelina de Tinduf.

A pesar de las buenas relaciones existentes entre el Partido Socialista francés y el Frente Polisario, parece prernaturo considerar que la visita de Cheysson a Argel se traduzca en la expresión de un apoyo oficial de París a los independentistas en términos que quemen literalmente la segunda escala magrebí del ministro: la capital del reino alauí.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS