SALUD

Aumenta en todo el mundo el consumo de bebidas alcohólicas

El alcoholismo sigue aumentando en todo el mundo, según se desprende de las conclusiones del 27º Coloquio del Consejo Internacional sobre los Problemas del Alcoholismo y las Toxicomanías (CIPAT), reunido recientemente en Viena, y en el que han participado 32 paises. El consumo de alcohol parece diversificarse, aumentando proporcionalmente el de bebidas más fuertes, especialmente whisky, sin disminución paralela del consumo de vino, y aumenta de forma significativa en los jóvenes, las mujeres y los militares.

La tendencia progresiva del consumo de alcohol se remonta al final de los años cuarenta, después de la segunda guerra mundial, y no parecen haber incidido en ella las recientes campanas contra el consumo de alcohol, que lo relacionan con numerosas enfermedades y con los accidentes en carretera.A este respecto, el coloquio del CIPAT señala que se observa una ligera disminución del consumo de alcohol entre los conductores de automóviles, pero que, en promedio, un accidente de cada once se debe todavía al abuso de alcohol, y que en accidentes de tráfico una de cada siete personas muere a consecuencia de dicho abuso.

En la actualidad los países que cuentan con mayor número de alcohólicos entre su población son Polonia, la Unión Soviética, Francia y Estados Unidos. Según el CIPAT, los tratamientos que se emplean para la recuperación de alcohólicos siguen siendo los tradicionales, aunque recientemente se están ensayando con éxito la psicoterapia y la terapia de grupo. De todas formas, el coloquio de Viena recomendó la intensificación de las campañas contra el alcoholismo, y muy especialmente contra el consumo de alcohol entre los conductores de vehículos.

En España se calcula en tres millones el número de personas que tienen dependencia del alcohol, de las que medio millón son mujeres. Según una encuesta de la Asociación de Ex Alcohólicos Españoles, un 7% de los niños con edades comprendidas entre los siete y los catorce años bebe diariamente alcohol (véase EL PAIS de 21 de abril de 1981).

El programa «marginación» de Cáritas Española encargó en el primer trimestre del presente año un estudio sobre «la población española ante las drogas», en el que se destacaba que había en nuestro país quinientas personas dependientes del alcohol por cada adicto a las drogas ilegales. El estudio subrayaba la permisividad, e incluso el fomento de su consumo, de las drogas legales, tabaco y alcohol, a pesar del evidente daño que producen.

Según estimaciones referidas al año 1980, en España se perdieron por causa del alcohol más horas de trabajo que por la conflictividad laboral, habiéndose producido más de 100.000 bajas en el trabajo por esta causa.

Asimismo, el alcohol fue el causante en 1980 de más de 40.000 accidentes laborales graves. Por lo que respecta al tráfico, 32.000 accidentes fueron ocasionados por conductores bajo la influencia de bebidas alcohólicas.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS