Por primera vez, los comunistas en un Gobierno de la CEE

El Gobierno de Londres prevé pocos cambios en la politica exterior del Elíseo

La presencia de ministros comunistas en el Gobierno francés ha causado preocupación en el Reino Unido, pero, según comentó ayer un portavoz del Ministerio británico de Asuntos Exteriores (Foreign Office), ésta es una cuestión que "incumbe únicamente al citado Gobierno", agregando que el gabinete británico espera que continuarán sus buenas relaciones con la Administración francesa, y "de esto no hay ninguna duda".No se espera en Londres que la participación de ministros comunistas en el Gobierno francés -ocupando carteras de "segunda categoría"- tenga consecuencias importantes en la política exterior francesa, especialmente en lo que a la Comunidad Europea o a la Alianza Atlántica se refiere. Se duda, sin embargo, de que se pueda seguir confiando en Francia, como hasta ahora, pafa impartir secretos militares o informaciones delicadas en el campo de la seguridad.

Más información
Sin llegar a felicitarse
Los socialistas franceses se permiten el lujo de "invitar" a los comunistas
Importantes concesiones comunistas en política exterior han hecho posible la entrada del PCF en el Gobierno
Comienzan las dimisiones en radio y televisión

En Londres se ha considerado que uno de los principales resultados de las elecciones francesas ha sido la espectacular pérdida de votos del partido comunista, pero, por otra parte, se entiende la decisión del presidente Mitterrand de atraérselos al Gobierno. Aunque este paso despertará ansiedades entre los aliados en Francia, es mejor que los comunistas franceses estén en el Gobierno, pues así tendrán que apoyar las inevitables medidas impopulares que se tomen.

The Times se mostraba ayer preocupado por lo que puede sentar un precedente para la participación de comunistas en los Gobiernos de Italia y de España. "Los aliados de Francia", escribió The Guardian, "deben reprimir su inquietud", pues "la mejor opción para Francia y para los socialistas franceses es darle a Marchais y a sus camaradas suficiente tinta para escribir su deposición electoral".

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS