Frenado un intento de elevar el tipo de interés del crédito oficial

José Luis Meilán Gil, presidente del Banco de Crédito Agrícola y diputado de UCD, paró un intento de elevar en 1,5 puntos a principios de año el tipo de interés del crédito oficial, con ayuda del ministro de Agricultura, Jaime Lamo de Espinosa. La noticia, confirmada a EL PAIS por el propio Meilán, ha trascendido con motivo de la presentación de los resultados de 1980 de dicho banco, que con un capital recién aumentado, de 1.600 a 4.000 millones de pesetas, contabilizó 950 de beneficios, después de destinar 2.300 a la previsión para fallidos.

Según Meilán Gil, el proyecto de subida de los tipos de interés, propiciado por el Ministerio de Economía y el Instituto de Crédito Oficial para compensar el incremento del coste de los recursos, tenía «una mala lectura política». En efecto, se excluían del mismo los créditos para vivienda, construcción naval y otras líneas, por lo cual prácticamente sólo iba a incidir sobre la agricultura, donde uno de cada dos agricultores se benefician de los bajos tipos del crédito oficial (la mayoría en torno al 11%).El diputado de UCD se puso entonces en contacto con el presidente del ICO, Rafael Bermejo, y con el ministro de Agricultura, quienes asumieron sus razones e influyeron para rechazar el proyecto. En cambio, se acordó incrementar la captación de pasivo fuera de los canales oficiales, que en 1981 absorberá prácticamente el crecimiento de las autorizaciones de crédito del banco, que pasarán de 41.146 a 52.500 millones de pesetas.

Resistencias y preferencias

El tema, sin embargo, parece que no se ha olvidado, aunque podía retrasarse algunos meses, según otras fuentes del crédito oficial consultadas por EL PAIS. El ministro de Economía y Comercio, Juan Antonio García Díez, dijo en su última reunión con la Agrupación de Periodistas de Información Económica que, terminada la reforma de la Bolsa, el siguiente paso en el sistema financiero podría ser la revisión de los mecanismos de financiación, coste y precio del crédito oficial, junto a la racionalización de las entidades, algunas de las cuales (Banco de Crédito a la Construcción y Banco Hipotecario, fundamentalmente) tienen cometidos en el mismo campo. No obstante, ello cuenta con las resistencias propias de estos casos, y hay responsables de alguna entidad que han mostrado su preferencia por la especialización en líneas de crédito sin entrar en, a su juicio inútiles, agrupaciones de entidades.Una solución que se perfila como alternativa es, en este contexto, generalizar la subvención a determinadas líneas de crédito. Así, tras las previsiones del plan trienal de viviendas (11% de interés y otro 3% de subvención), el Banco de Crédito Agrícola tiene previsto dedicar este año 7.500 millones de pesetas para paliar los efectos de la sequía, con créditos al 7% y subvenciones de seis puntos más a cargo del Instituto de Reforma y Desarrollo Agrario (IRYDA) o Fondo de Ordenación y Regulación de Producciones y Precios Agrarios (FORPPA).

Numerosas demandas inatendidas

De hecho, ya en 1980 la financiación del Banco de Crédito Agrícola procedente del Estado, que supone la gran mayoría (el resto procede de cédulas agrarias al 9,5% y ocho años y conciertos con entidades financieras), se incrementó en coste el 0,25 %, hasta situarse en el 8,75%. Sin embargo, el BCA mantuvo los mismos tipos de interés en sus 39.030 millones de pesetas concedidos, que fueron a parar a 47.433 agricultores. Esta cifra es inferior a la mitad que el año anterior, en que la incidencia de las heladas hizo acudir al BCA a muchos agricultores, como se espera lo hagan este año. Pese al aumento de las autorizaciones, se estima que la demanda de créditos inatendida al terminar el ejercicio será similar a los 20.000 millones de pesetas de 1980.

La reforma del ICO, antes de final de año

La reforma del Instituto de Crédito Oficial (ICO) finalizará antes de fin de año, ha manifestado a Efe su presidente, Rafael Bermejo.«El Instituto», afirmó, «está en estos momentos estudiando un plan que cubrirá los próximos tres años y que recoge tanto el aspecto de sus recursos como el de sus empleos financieros, y en el que estamos sometiendo a revisión todas las líneas de crédito y todas las actividades que hemos venido realizando hasta ahora. Espero que antes de fin de año este programa sea presentado al Ministerio de Economía para su posterior decisión».

El presidente del ICO negó que existiese ya un borrador concreto de reforma del Instituto y dijo que se están haciendo una serie de trabajos preliminares «que están bastante avanzados, pero todavía no puede decirse que haya ya un programa hecho, ya que lo estamos elaborando en estos momentos con la colaboración de los bancos oficiales».

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS