Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La URSS cambia su política informativa sobre Afganistán

La televisión soviética ofreció ayer durante una hora un reportaje sobre «las espantosas consecuencias de la guerra» en Afganistán, tema hasta ahora tratado, de un modo muy discreto por los medios informativos de la URSS.Durante meses, Moscú ha intentado dar una imagen confiada sobre la situación en Kabul, desmintiendo las informaciones occidentales sobre la resistencia al régimen prosoviético de Babrak Karmal; la tesis presentada a los telespectadores soviéticos ayer constituye una verdadera novedad.

Hospitales y escuelas destruidos, carreteras y puentes dinamitados, una madre con chador sollozando ante la tumba de su hijo «asesinado por los bandidos» y un miserable cementerio en el desierto donde permanecen enterrados los cadáveres de 800 víctimas de la contrarrevolución: Afganistán no está en vías de normalizarse. Esta fue la tesis del programa de la televisión soviética, que denunció «la guerra no declarada contra Kabul por los mercenarios entrenados en Pakistán».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 7 de junio de 1981