Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El próximo día 16 serán juzgadas en Bilbao once mujeres acusadas de prácticas abortivas

Once mujeres de la localidad vizcaína de Basauri, detenidas en octubre de 1976 por prácticas abortivas, serán juzgadas el próximo día 16 en Bilbao. El juicio, que debía haberse celebrado el 26 de octubre de 1979, fue suspendido por la incomparecencia de una de las encausadas. El proceso había despertado una enorme expectación en todo el Estado español y provocó una fuerte campana de solidaridad. El fiscal mantiene su solicitud de penas que oscilan entre los sesenta años de cárcel, para la mujer que provocó los abortos, y seis meses y un día de prisión y once años de inhabilitación especial para las abortantes.Ocho de las mujeres procesadas están acusadas de haber abortado, una por haberlo intentado y las dos restantes -madre e hija- por haber practicado abortos y por colaboración en los mismos, respectivamente. Todas ellas vivían en Basauri, donde fueron detenidas y trasladadas a la comisaría para pasar luego a la cárcel. Hoy todas ellas se encuentran en libertad condicional.

La mujer acusada de practicar los abortos, de 47 años, casada y con tres hijos, residía en el mismo vecindario de las abortantes, incluso en la escalera de varias de ellas. Según declaró a la policía, se dedicaba a las prácticas abortivas desde el año 1970. Manifestó haber realizado un alto número de abortos -a algunas mujeres varios- sin causar la muerte a ninguna de sus clientes, algunas de las cuales sí debieron de ingresar en el hospital posteriormente. Cobraba precios que oscilaban entre las ochocientas y las 9.000 pesetas (normalmente 3.000 pesetas), y en ocasiones efectuó los abortos de forma gratuita.

Permaneció varios meses en las cárceles de Nanclares de la Oca y Basauri, hasta que se le concedió la libertad condicional. La hija, de veinticuatro años, casada, está acusada de someterse a las prácticas abortivas de su madre y de colaborar con ella en los abortos realizados. En libertad condicional, tras un año de cárcel, el fiscal pide para ella un total de 41 años (uno por abortar y seis años por cada aborto realizado).

Las ocho mujeres que se sometieron al aborto tienen edades que oscilan entre los 33 y 46 años. Todas, excepto una, están casadas, con un promedio de tres hijos cada una y una situación económica difícil. Dos de ellas habían abortado en otras ocasiones y la mayor parte manifestaron haber visto denegada su solicitud de anticonceptivos a los médicos de la Seguridad Social.

En octubre de 1979, el anunciado juicio contra las once mujeres tuvo un amplio eco. Aparte de los encierros y manifestaciones que en solidaridad con aquéllas se celebraron en distintos puntos del Estado español, y fundamentalmente en el País Vasco, cabe recordar el escrito firmado por 1.300 mujeres (entre ellas conocidas actrices, cantantes, medicas, escritoras y periodistas) declarando pública mente haber abortado voluntaria mente. Otro escrito similar, reconociendo haber prestado su ayuda para un aborto voluntario, fue suscrito por 1.200 hombres, entre ellos políticos, profesionales, intelectuales, artistas y periodistas. Aunque la fijación del juicio para el próximo día 16 ha cogido por sorpresa a la Coordinadora Feminista de Euskadi, ésta, sin embargo, ha organizado una campaña de apoyo y solidaridad contra las encausadas, que se inicia hoy en Bilbao, con una asamblea informativa en el parque del Arenal.

Paralelamente, el miércoles próximo la coordinadora presentará ante el Parlamento vasco una moción, que defenderán Euskadiko Ezkerra y el Grupo Comunista (posiblemente el PSOE) solicitando que la Cámara se pronuncie a favor de la amnistía para todas las procesadas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 5 de junio de 1981

Más información

  • El juicio fue suspendido en 1979 en medio de una fuerte campaña de solidaridad con las encausadas