La multinacional Fiat cede al Estado español su participación Seat

La multinacional italiana Fiat cedió ayer su total participación en el capital de Seat -al simbólico precio de una peseta por acción- al Estado español, según el documento firmado en la sede del Instituto Nacional de Industria (INI) por su presidente, Carlos Bustelo, y Romiti, administrador delegado de Fiat. El contenido del acuerdo, cuya negociación se inició a principios del mes de enero de este año, se mantiene en el más riguroso secreto, tanto por parte italiana como española, en espera de que sea aprobado el próximo viernes por el Consejo del INI y posteriormente por el Consejo de Ministros, y complete también los correspondientes trámites reglamentarios por parte de Fiat.

No obstante, según ha podido saber EL PAÍS, el acuerdo contiene cuatro grandes compromisos que han sido considerados como satisfactorios para ambas partes. Con la firma de este documento se pone fin al punto muerto en el que se encontraban las tensas relaciones entre las empresas italiana y española desde que Fiat incumplió su compromiso de acudir a la ampliación de capital de Seat el 31 de mayo de 1980. Hace un año, el INI cubrió la ampliación para asegurar la continuidad de Seat, pero anunció su propósito de llevar a la multinacional italiana al arbitraje del Tribunal Internacional de París, lo que suponía la guerra comercial entre ambas compañías.A cambio de renunciar el Estado español a su derecho de reclamación contra Fiat en la Cámara de Arbitraje de París, la empresa italiana ha concedido determinadas ventajas decrecientes a Seat durante los próximos cuatro años. Tales compensaciones, como precio por cerrar las hostilidades, se realizarán en los campos siguientes:

Primero. Fiat garantizará a Seat durante los próximos cuatro años la exportación a través de sus redes comerciales europeas de una cantidad de coches fabricados en España aproximadamente similar a la actual (en torno a 100.000 unidades al año). Fuentes de Fiat consultadas en Turín (Italia) por nuestro corresponsal Juan Arias han confirmado que tales exportaciones se llevarán a cabo bajo la marca Fiat, pese a que los coches hayan sido fabricados en España. Otras fuentes próximas a la empresa española han asegurado que cualquiera que sea el contenido del acuerdo firmado ayer en Madrid estará necesariamente en línea con el plan de viabilidad elaborado por Seat para los próximos cinco años, que implicaba la reducción escalonada de la actual plantilla en 7.000 trabajadores.

Segundo. Asimismo, tras la cesión por parte de Fiat de todo su capital en Seat al Estado español, al precio simbólico de una peseta por acción, perdiendo más de 5.000 millones de pesetas, representados por el 32,3% de participación, el INI aumenta su actual porcentaje del 48,3 % al 80,6 % del capital. Con el control total por parte del INI, Seat recupera la libertad para negociar su asociación con cualquier otra empresa multinacional del automóvil, lo que facilita el eventual progreso de sus conversaciones con Toyota.

Pasa a página 41

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción