_
_
_
_
Gente

Un agente de la Policía Municipal

de Langreo (Asturias) denunció a Ligardo F. G., vecino de Oviedo, por no detenerse para guardar los dos minutos de silencio contra el terrorismo el pasado día 8, cuando conducía su automóvil por el cruce El Miramar, de Sama. El agente, que dio el alto varias veces al conductor, propone a la autoridad municipal la imposición de una multa de quinientas pesetas.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_