_
_
_
_

Detenido el superior provincial de los padres sacramentinos

El superior provincial de los padres sacramentinos, Juan José Camarero, fue detenido en la madrugada de ayer por la Guardia Civil en Villaro (Vizcaya). En Digne (Francia) fue arrestado Juan Miguel Arrugaeta, al haberse anunciado por las autoridades españolas la presentación de una demanda de extradición contra él como presunto miembro dé ETA Político-militar.El religioso Juan José Camarero, superior provincial de los Sacramentinos, es hermano de Luis Camarero, diputado de Herri Batasuna por Guipúzcoa y director de Punto y Hora. Su arresto se produjo en el convento de Villaro y fue conducido al cuartel de la Guardia Civil de La Salve, donde se Ie ha aplicado la ley Antiterrorista. Al parecer, fueron sus compañeros de Villaro quienes avisaron de lo sucedido al obispo de Bilbao, José María Larrea.

La persona encarcelada en Francia hace el número veinticuatro de los que se encuentran pendientes de proceso o de extradición en el país vecino por presunta implicación con organizaciones armadas. Arrugaeta había sido condenado ya a un año de cárcel en Bayona por uso de documentación falsa y pertenencia a una organización no autorizada.

En cuanto a la sesión del tribunal parisiense que deberá emitir un dictamen sobre la demanda de extradición contra el presunto etarra Tomás Linaza, parece que se celebrará el próximo miércoles, día 20, con una semana de retraso respecto a la fecha prevista en principio.

Precisamente ayer fue detenido en Vizcaya Tomás Linaza, de 54 años de edad, padre del anterior. Linaza se encuentra incomunicado en las instalaciones de la Guardia Civil de Bilbao, en aplicación de la ley Antiterrorista, al igual que Lorenzo Bizcargüenaga e Ignacio Arteche. Estos dos son vecinos de Lemona, donde el jueves murieron dos guardias civiles y otro resultó herido de gravedad en el atentado con explosivos contra un convoy. En Basauri fue detenido el comerciante Ernesto Calvo.

Por lo que respecta al concejal de Marquina (Vizcaya) Carmelo Jayo, detenido el jueves, el Comité Ejecutivo de Euskadi de la Liga Comunista Revolucionaria (LKI), partido al que pertenece el corporativo, desmintió ayer cualquier posible vinculación entre su militante y ETA.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_