Sólo el presidente tendrá coche oficial en la Diputación Provincial

Los vicepresidentes, el secretario, el interventor y aquellas otras jerarquías de la Diputación Provincial que gozasen del privilegio de disponer de coche oficial se verán privadas del mismo dentro de la política de austeridad que el organismo provincial quiere implantar en esta nueva etapa, según manifestó el diputado provincial de Hacienda, el socialista José Borrell. Los afectados se han mostrado conformes con esta iniciativa.La confección del presupuesto para 1981 está dando lugar a que, en opinión de Borrell, se hayan dado situaciones que, sin ser ilegales, están frontalmente en contra de la idea socialista sobre la austeridad de la Administración de la izquierda, sobre todo en un contexto de grave crisis económica y recesión en todos los sectores del país.

Así, a lo largo de 1980 se han creado doce nuevas plazas de chóferes, lo que constituye, según el diputado socialista, un lujo a todas luces superfluo. No sólo el presidente dispone de coche oficial -lo que en cierta medida es lógica por razones de seguridad-, sino que hay numerosas personas que también lo disfrutan, como, por ejemplo, en el departamento de Vías y Obras, que dispone de un coche para las necesidades del servicio y que en la práctica estaba copado por el director del departamento, quien lo usaba para todo tipo de desplazamientos, incluidos los particulares.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS