Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Oleada de huelgas en Polonia en apoyo de la semana laboral de cinco días

Una nueva oleada de huelgas de protesta afectó ayer a varias regiones de Polonia después del fracaso, el miércoles por la noche, de las negociaciones entre el sindicato independiente Solidaridad y el Gobierno sobre la introducción de la semana laboral de cinco días. El desacuerdo es completo entre Solidaridad, dirigido por el sindicalista Lech Walesa y los representantes gubernamentales, y todo parece indicar que se está gestando una nueva prueba de fuerza entre los dos centros de poder reales de Polonia.Los sindicalistas, añaden las mismas fuentes, hicieron una concesión aceptando una semana laboral de 41 horas y media, mientras la delegación oficial mantuvo su anterior postura defendiendo la semana de 42 horas y media.

Ante la intransigencia de las autoridades y su «falta de voluntad para llegar a un compromiso», la central obrera independiente ha mantenido su decisión de decretar festivo el próximo sábado 24 de enero, que el Gobierno considera, por su parte, como un día laboral.

Cuarenta y ocho horas antes de la huelga general del sábado, Solidaridad ha autorizado a varios MKZ (sindicatos locales) a que desencadenen paros parciales en apoyo de la semana laboral de cinco días.

Fuentes sindicales señalaron huelgas ayer en las localidades de Gdansk, Bydgoszcz, Czestochowa, Konin, Walbrzych y Kutno, al tiempo que numerosas fábricas se encontraban en situación de «preparación del paro», enarbolando banderas polacas y carteles en los que ha sido escrito el nombre del sindicato.

En Gdansk, ciudad portuaria del mar Báltico, el paro se ha desarrollado con cierto carácter espectacular. A las ocho de la mañana, las sirenas de las fábricas dieron la señal de huelga, y todas las grandes empresas, empezando por los célebres astilleros Lenin, donde se encontraba el propio Lech Walesa, quedaron paralizados durante cuatro horas.

Los locutores de la radio leyeron un largo comunicado de apoyo al movimiento, al tiempo que miles de octavillas distribuidas en la ciudad explicaban las reivindicaciones de los huelguistas.

Periodistas expulsados

Por otra parte, a quince periodistas occidentales, entre ellos representantes de las tres cadenas de televisión norteamericanas ABC, CBS y NBC, se les ordenó que abandonen Polonia antes de la medianoche de hoy.

Según Barry Kalb, de la revista Time, cuyo visado expiraba el 8 de febrero, no se les ha dado ninguna explicación de tal medida. El pasado fin de semana, varios periodistas occidentales fueron obligados también a abandonar el país.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de enero de 1981

Más información

  • Tras el fracaso de las negociaciones Gobierno-Solidaridad