Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El "Libro blanco sobre los gitanos", considerado por éstos como obra de payos

El 90% de las familias gitanas en España cobran al mes menos de 20.000 pesetas, según datos contenidos en el Libro blanco sobre los gitanos españoles, elaborado por el Secretariado del Apostolado Gitano, que ha sido mal recibido por la mayor parte de las agrupaciones de gitanos españolas, puesto que lo califican de «excesivamente optimista» y de «estar enfocado desde una visión paya».Los resultados de la investigación recogida en el citado documento han sido expuestos por el religioso Jesús María Vázquez en el simposio sobre Los gitanos en la sociedad española, que se está celebrando en Madrid, organizado por Cáritas Española, según informa Efe.

El número de gitanos existentes en España, de acuerdo con dicho informe, asciende a 208.344, mientras que muchos opinan que superan los 500.000. A tenor de los datos del Secretariado del Apostolado Gitano, un 42% de los gitanos españoles viven en Andalucía; más de dos tercios del total de la población gitana es menor de veinticinco anos, y sólo el 10% supera.n los 45.

El informe prevé, además, una duplicación de la población gitana en los próximos diecinueve años y, entre los datos que revelan las ínfimas condiciones de sus viviendas, se señala que cada cinco o siete miembros de una familia gitana viven en menos de veínte metros cuadrados, el 34% no tienen agua corriente, el 50% no dispone de inodoro, y el 14% no cuenta con instalación eléctrica.

Según el profesor Tomás Calvo, antropólogo, que presentó una ponencia sobre minorías étnicas y sus relaciones de clase, raza. y etnia, «las minorías marginadas, como los gitanos, votan a la derecha por una necesidad estructural de limosnas y mendrugos de pan, pero no debido a una ideología política». Dijo también que el movimiento de liberación gita.no debía enmarcarse dentro del movimiento obrero y de la lucha de clases, y que sus líderes políticos gitanos, imprescindibles en la promoción de su pueblo, tropiezan constantemente con la ambivalencia que supone la opción entre la fidelidad al partido o al pueblo gitano.

El profesor Calvo Buezas criticó, por último, la ambigüedad de los partidos de izquierda hacia las minorías étnicas marginadas, y el que todos busquen defender a los gitanos por razones de imagen.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de noviembre de 1980