Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Presupuestos Generales del Estado para 1981

Oposición al presupuesto de la Seguridad Social

El presupuesto de la Seguridad Social para 1981, que prevé gastos por 2.084.063 millones de pesetas, con un aumento del 19,3% sobre el año anterior, ha sido también ampliamente contestado y enmendado por los grupos parlamentarios de la oposición.Los socialistas (en los debates del anteproyecto también participaban de este criterio los representantes de la CEOE) acusan al Gobierno de haber infravalorado deliberadamente los ingresos. En el proyecto de ley, elaborado tras una reducción del 0,7% en las cotizaciones, decretado en agosto, y con una nueva reducción del 0,5% prevista en los mismos Presupuestos, se evalúan los ingresos por cuotas del régimen general en 1.416.269 millones de pesetas.

La infravaloración de los ingresos repercute en una menor participación del Estado en la financiación de la Seguridad Social, ya que ésta se calcula de forma porcentual. La aportación estatal para 1981, según el proyecto de ley, supone un 10,39% de la financiación. Tal porcentaje hace harto improbable que se pueda llegar al 20% de la financiación de la Seguridad Social por parte del Estado en 1984. Este compromiso fue adquirido por el Gobierno tras el incumplimiento de los pactos de la Moncloa, en cuyo texto figuraba tal contribución para 1983.

El proyecto de ley contempla también una reducción del descuento de la industria farmacéutica. En el capítulo tercero de los Presupuestos, «Tasas y otros recursos», aparecen en los descuentos generales de la industria farmacéutica un total de 6.693.296 pesetas, frente a los 8.693.296 pesetas que aparecían en el anteproyecto de Presupuestos. Estas cantidades corresponden al 9,36% que se descuenta sobre el precio de venta de laboratorio (PVL), libre de impuestos, y que es remitida por éstos a la Seguridad Social.

Sin embargo, al no haber modificación en lo referente al descuento complementario de la industria farmacéutica entre el anteproyecto y el proyecto de Presupuestos, y al haberse calculado las cifras del primero sobre unos supuestos que han variado (boleto moderador y precio de las medicinas), todo hace pensar que se ha reducido -aunque aún no ha aparecido la disposición pertinente- el porcentaje de descuento del 9,36% al 7%, aproximadamente.

El crédito total para 1981 asciende a 1.129.225 millones de pesetas, que significan un aumento sobre la li,quidación prevista para 1980 de 209.589 millones, lo que supone un 22,8% de mayor gasto, según la Administración.

El incremento se desglosa en obligaciones para 1981 por pensiones estimadas al 31 de diciembre de este año (899.422 millones de pesetas); en crecimiento neto de pensiones en 1981 -altas menos bajas-, así como los primeros pagos de las alfas, a los importes que se reconocen en su devengo (93.273 millones); en revalorización promedio del 12% en las pensiones (114.933 millones de pesetas), y, finalmente, en el anticipo a los 69 años de la edad de jubilación obligatoria (21.627 millones de pesetas). Comunistas y socialistas piensan que las pensiones deberían incrementarse un 15%, de acuerdo con sus previsiones de tasa anual de infución.

En investigación y docencia, el proyecto de Presupuestos fija un crédito de 12.924 millones de pesetas. En un examen comparativo del anteproyecto y del proyecto de Presupuestos se observa, sin embargo, que, mientras no hay modificación en las cantidades destinadas a investigación, sí existe una importante reducción (se pasa de unos 10.500 millones a 8.300 millones) en la docencia, apartado en, el que se incluyen las remuneraciones a los MIR y ATS.

El proyecto de presupuesto de la Seguridad Social implica, en relación con el anteproyecto, las cotizaciones de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, lo que supone -según los socialistas- «que las cotizaciones de las mutuas-patronales van a subir de una forma espectacular. Es una muestra más de la política de UCD de reducir el sistema general de prestaciones y favorecer la privatización de la Seguridad Social».

El gasto global previsto en el presupuesto de la Seguridad Social asciende a 2.084.063 millones de pesetas (unos 40.000 millones más que los previstos en el anteproyecto).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de noviembre de 1980