Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El régimen jurídico del deportista profesional no está elaborado

El régimen jurídico-laboral del deportista profesional, en estos momentos, no pasa de ser un futuro proyecto al que se le ha fijado un plazo para su promulgación. antes del próximo 31 de enero. Por el momento no existen más que dos borradores sobre el asunto. Uno de estos fue elaborado por el Instituto de Estudios Sociales, cuyo director es el catedrático Juan Antonio Sagardoy; el otro se encuentra en el Ministerio de Trabajo. Su dirección general fue la encargada de su redacción cuando a su frente se encontró Prados Terriente, actual subsecretario de Trabajo.En el borrador elaborado en el Instituto de Estudios Sociales intervinieron numerosos técnicos en la materia. Aprovecharon en lo posible el anteproyecto que hace algún tiempo se encargó al catedrático de la Universidad de Valencia,Tomás Salas, como colaborador del Instituto. Hace ya algunos años, otro catedrático de la Universidad de Zaragoza, Rivero, elaboró otro anteproyecto, pero sólo afectaba al futbolista, no a todos los deportistas profesionales.

José Antonio Sagardoy, de todos modos, considera que el decreto que regule el régimen jurídico-laboral de los deportistas profesionales debe contar con apartados específicos para determinados deportes, como podrían ser fútbol y baloncesto, entre otros. «Estos apartados», añadió Sagardoy, «deberán estar en función de las aptitudes de cada deporte, porque no todos son iguales. La regulación jurídica del deportista profesional, por tanto, debe contar con algunos aspectos unitarios, con disposiciones comunes, y otras específicas».

Los dos borradores existentes serán aprovechados para elaborar el texto, que puede ser decisivo y definitivo, si Consigue ser aprobado sucesivamente por los organismos correspondientes. El Instituto de Estudios Sociales aporta el material técnico jurídico que servirá para elaborar el anteproyecto y que entregará al Ministerio de Trabajo. Este puede consultar a la Federación Española, la AFE y el Ministerio de Cultura, para que presenten las enmiendas que consideren oportunas. El Ministerio de Trabajo aprueba el anteproyecto; se estudia en reunión de subsecretarios; pasa después al Consejo de Estado, y, finalmente, se presenta en Consejo de Ministros, para su aprobación y promulgación.

«El decreto de régimen jurídico-laboral del deportista profesional», aseguró Juan Antonio Sagardoy, «puede realizarse, en todos sus trámites, en el plazo de tiempo a que se ha comprometido el Gobierno a través de uno de sus miembros, el Ministro de Cultura. De todos modos, no hay demasiados trabajos hechos. Existe material para su elaboración. No se tratará de un decreto demasiado complejo».

Los temas que mayores problemas crearán para la elaboración del decreto, según Juan Antonio Sagardoy, versarán sobre la jornada laboral del deportista, la duración, suspensión y escisión de los contratos, los derechos y deberes del deportista y su relación laboral con las normas deportivas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 1 de noviembre de 1980