Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ONU confirma al régimen de Pol Pot como representante de Camboya

La Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) confirmó, en la madrugada de ayer, a la representación camboyana del depuesto Pol Pot como única representante de Camboya por 74 votos a favor, 35 en contra y 32 abstenciones, entre ellas la de España.Con ello, la Asamblea General rechazó una propuesta del bloque encabezado por la Unión Soviética y Vietnam para que la ONU recenociese como representante del pueblo camboyano al régimen de Heng Samrin, colocado en el poder después de la invasión vietnamita que derrocó al régimen de Pol Pot. Los jemeres rojos resisten desde algunos reductos situados a lo largo de la frontera camboyano-tailandesa.

El resultado de la votación sorprendió a los expertos, quienes esperaban un mayor apoyo al régimen provietnamita de Pnom Perth, después de su reciente reconocimiento por la India. La propuesta sólo consiguió tres votos más de apoyo que el año pasado, cuando se presentó a la ONU una solicitud similar.

El voto de la Asamblea General constituye un triunfo de la Asociación de Naciones del Sureste Asiático (ASEAN), que agrupa a Indonesia, Malaisia, Filipinas, Singapur y Tailandia, que desde hace veinte meses mantiene una tácita alianza con China contra el régimen vietnamita que sostiene a Heng Samrin.

Seis países de la CEE votaron a favor de la permanencia del actual representante de Pol Pot: Gran Bretaña, Bélgica, Dinamarca, la República Federal de Alemania (RFA), Italia y Luxemburgo. Se abstuvieron Francia, Irlanda y Holanda. Estados Unidos votó igualmente en contra de la propuesta del bloque socialista «por razones técnicas», especificando que no aprueba «las odiosas tácticas» del régimen de Pol Pot.

La semana pasada el secretario de Estado para Asuntos Exteriores español, Carlos Robles Píquer, manifestó en Bangkok que el Gobierno de Madrid votaría en la ONU al delegado de Pol Pot como único representante de Camboya en la organización internacional. El cambio de actitud de última hora, a favor de la abstención, pudiera estar relacionado, según una fuente diplomática española, con una negociación para ocupar un puesto en el Consejo de Seguridad de la ONU.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 15 de octubre de 1980