Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Enfrentamiento entre legionarios y policías municipales en Fuerteventura

Un incidente entre un grupo de legionarios y cinco números de la Policía Municipal de Puerto del Rosario se produjo en la noche del pasado viernes, cuando estos últimos trataban de evitar nuevos altercados entre civiles majoreros y soldados del Tercio Don Juan de Austria.Según las distintas versiones, estos nuevos incidentes se originaron cuando un grupo aproximado de treinta legionarios acudieron a la Peña de la Amistad, lugar donde se reunen jóvenes de ambos sexos de la capital de Fuerteventura, con el propósito de localizar a «unos navajeros que habían hecho daño a la novia de un legionario», según expresaron textualmente.

A continuación, y sin que apenas mediara palabra, los legionarios comenzaron a insultar a los jóvenes, quienes, temerosos de ser agredidos, corrieron en desbanda da hacia sus casas. Al parecer, dos de ellos fueron golpeados por los soldados y algunos padres de familia salieron a defender a sus hijos.

Cuando poco después hizo acto de presencia en el lugar un cabo y cuatro números de la Policía Municipal, legionarios y policías municipales intercambiaron fuertes palabras y fue empujado violentamente el cabo municipal. Más tarde, cuando los ánimos ya estaban apaciguados, hicieron acto de presencia fuerzas de la Guardia Civil y de la Policía Militar.

En la tarde de ayer se especulaba en Puerto del Rosario con la posibilidad de que un grupo de padres acordaran encerrarse en algún organismo público para protestar por los incidentes que, casi a diario, se están produciendo en la isla.

«Si esto continúa así, algunos hogares se van a vestir de luto en Fuerteventura»., manifestó el portavoz de Asamblea Majorera, José Mariuel de León, quien añadió que la tensión y el nerviosismo aumenta cada día en Fuerteventura. Dijo, asimismo, que los legionarios acuden todas las noches a sitios concretos, como la Peña de la Amistad, a provocar a los jóvenes, y los insultos se dirigen casi siempre a personas concretas. «Da la sensación», declaró, «de que existe algo detrás de estos incidentes, porque siempre son los mismos legionarios los que provocan a los civiles majoreros».

Por otra parte, el ucedista Matías González, alcalde de Puerto del Rosario, estudiaba la posibilidad de dimitir como consejero del cabildo insular de la isla, debido a los enfrentamientos con UCD, que se han producido en el seno de esta corporación donde es mayoritaria Asamblea Majorera. Precisamente, esta coalición electoral, la totalidad de los partidos y sindicatos de la izquierda hicieron público un comunicado en donde se califican de falsas las versiones que Matías González y la ejecutiva insular del partido centrista han dado de los recientes incidentes.

El comunicado afirma textualmente que «es totalmente falso que estos enfrentamientos hayan sido provocados por jóvenes estudiantes o por Pueblo Canario Unido. Realmente, los renovados ímpetus agitadores a los que aluden aparecieron desde la llegada a nuestra isla de los legionarios, que son los auténticos provocadores de la tranquilidad majorera». El comunicado, tras afirmar que UCD desea desviar la atención del asunto, inventándose supuestas poleas por drogas, termina diciendo que «la solución a estos gravísimos problemas ha de pasar, necesariamente, por la disolución de la Legión».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 27 de julio de 1980

Más información

  • Crece la inquietud entre la población civil