Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sa Carneiro no formará Gobierno si Eanes es reelegido

El antagonismo entre el presidente de la República y el primer ministro de Portugal se agravó seriamente a mediados de semana, cuando sólo faltan dos meses para las elecciones legislativas del 15 de octubre y para las presidenciales de diciembre.Durante un mitin electoral celebrado en Lisboa, Francisco Sa Carneiro, que dirige la actual coalición gubernamental de centro-derecha, declaró que «no aceptaría formar nuevo Gobierno si el general Antonio Ramalho Eanes vuelve a ser elegido para asumir un nuevo mandato».

Las discrepancias entre las dos figuras principales del régimen portugués se han convertido en un elemento político de primera importancia, que el «tercer hombre» del país, el líder socialista Mario Soares, sigue desde la oposición como testigo silencioso, pero, según parece, favorable al jefe de Estado.

Los primeros enfrentamientos entre Eanes y Sa Carneiro se produjeron inmediatamente después del nombramiento del Gobierno Sa Carneiro, el pasado 3 de enero. El nuevo jefe de Gobierno se volcó inmediatamente hacia Europa y la CEE (Comunidad Económica Europea), lo que cambiaba el enfoque de la política exterior portuguesa, porque Eanes se había preocupado siempre más de privilegiar a las antiguas colonias portuguesas de Africa.

A esto siguieron varios enfrentamientos de todo tipo. Desacuerdos sobre nacionalizaciones y apoyo al capital privado, planteamiento opuesto en el importante conflicto de las líneas aéreas portuguesas TAP, que Sa Carneiro intentaba privatizar, etcétera.

Lo que aparentemente puede parecer una lucha simple por el poder encubre, sin embargo un serio problema de fondo: Eanes, el hombre «austero que nunca ríe», lucha por salvaguardar los intereses de la «Revolución de los Claveles», mientras que Sa Carneiro, abogado muy bien situado, está interesado en un Portugal más «capitalista».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de julio de 1980