Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Cuarto Gabinete de Suárez

Tres técnicos para los ministerios de Comercio, Industria y Función Pública

Luis Gámir, un hombre próximo Fernando Abril, sustituye a Juan Antonio García Díez al frente del Ministerio de Comercio. Ignacio Bayón releva a Carlos Bustelo en el Ministerio de Industria y Sebastián Martín-Retortillo asume el nuevo cargo de ministro sin cartera para la Función Pública.

Luis Gámir Casares -Alicante 1942- es lo que en el argot más seguro de UCD se conoce como «un hombre de Abril», por encima de su adscripción inicial al partido socialdemócrata y a la tendencia que encabeza Francisco Fernández Ordóñez.Casado y con dos hijas, Gámir es licenciado en Derecho, doctor en Ciencias Económicas, diplomado por Oxford en Desarrollo Económico, catedrático de Política Económica y técnico comercial del Estado.

Su primer cargo público lo tuvo como subdirector general del Instituto de Reforma de las Estructuras Comerciales (Iresco) y, en el primer Gobierno Suárez, siendo ministro de Agricultura Fernando Abril, fue nombrado secretario general técnico del departamento y vicepresidente del FORPPA.

En octubre de 1977, tres meses después de que Abril fuese nombrado vicepresidente del Gobierno, sustituyó a Alfredo Sánchez Bella en la presidencia del Banco Hipotecario. En junio de ese año había sido elegido diputado por UCD en Alicante, elección que repitió en marzo de 1979. En octubre de 1978 fue secretario de Estado para la Seguridad Social.

Perteneció a Izquierda Socialdemócrata, a la Federación Social Democrática y al Partido Socialdemócrata antes de ingresar en UCD, de la que es presidente provincial en Alicante y miembro de la ejecutiva nacional.

lgnacio Bayón, ministro de Industria

Ignacio Bayón Mariné, madrileño, de 36 años, ofrece un perfil universitario ciertamente excepcional. A los veintidós años fue letrado del Consejo de Estado, la oposición juzgada cumbre entre los licenciados en Derecho. Un año después obtuvo el número uno en la convocatoria a letrados de las Cortes.Su primer cargo público relevante lo ocupó en 1974, al ser designado secretario general técnico de Obras Públicas por el ministro Antonio Valdés -un hombre de confianza de Carlos Arias-; en 1975 fue subsecretario del Ministerio de la Vivienda, en el primer Gobierno de la Monarquía, siendo ministro Francisco Lozano Vicente, y en julio de 1977, tras formarse el primer Gobierno democrático, José Lladó, entonces ministro y en la actualidad embajador en Washington, le nombró subsecretario de Transportes y Comunicaciones.

En febrero de 1978 Salvador Sánchez-Terán llegó al Ministerio de Transportes y dos meses después designó a Bayón como presidente de Renfe, cargo que ocupaba en la actualidad. Políticamente se le ha conceptuado como independiente, dentro de las tendencias de UCD, partido al que pertenecía como militante en Madrid.

Martín-Retortillo, ministro para la Función Pública

Sebastián Martín-Retortillo Baquer, que hasta ahora colaboraba estrechamente con los nuevos ministros de Administración Territorial y adjunto encargado para la Coordinación Legislativa, como secretario de Estado para la Función Pública, nació en Huesca, en 1931. Licenciado en Derecho por la Universidad de Zaragoza, obtuvo el doctorado en la de Bolonia.En 1968 obtuvo cátedra en la facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Barcelona, donde permaneció hasta 1975, en que, previo concurso, pasó a ocupar la cátedra de Derecho Administrativo de la Universidad Autónoma de Madrid.

El 9 de enero de 1976 fue nombrado secretario general técnico del Ministerio de Educación, y, seis meses más tarde, pasó a desempeñar la subsecretaría del mismo ministerio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 3 de mayo de 1980

Más información

  • Luis Gámir, Ignacio Bayón y Sebastián Martín-Retortillo