Adelpha ataca al Patrimonio por la destrucción parcial del convento de las Reparadoras

«Adelpha denuncia que la actitud del director general viene dada por presiones de importantes intereses inmobiliario-especulativos, personificados en Promociones Gran Madrid, propietaria del complejo monumental », asegura la Asociación de Defensa Ecológica y del Patrimonio Histórico-Artístico (Adelpha), en una nota de prensa, en la que intenta analizar la situación por la que atraviesa el convento de las Madres Reparadoras, en la avenida de Burgos, que, tras ser declarado parcialmente monumento, corre el riesgo de verse absorbido por cuatro bloques de veinte plantas que van a ser construidos en torno suyo.Para Adelpha, «es significativo que, tras una serie de graves irregularidades que desembocaron en su destitución del puesto de arquitecto jefe de la Dirección General del Patrimonio Artístico, Fernando Chueca Goitía (promotor de una ilegal resolución de fecha 11 de octubre de 1977, por la que se autorizaba el parcial derribo del inmueble), haya reingresado en el mencionado centro directivo.

Continúa esta asociación ecologista sus ataques contra Fernando Chueca, asegurando que «si la declaración monumental se limitó al cuerpo de la iglesia y a parte de la fachada, cuando el edificio constituía un todo orgánico, ello se debió a que los derribos promovidos por Chueca Goitia habían hecho casi irrecuperables, en un plan consciente y calculado, otros sectores más extensos del inmueble».

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS