Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cientos de refugiados afganos huyen hacia París

Khar(Pakistán)

Cientos de refugiados afganos, muchos de ellos hambrientos y enfermos, están llegando a Khar, tras cruzar montañas y caminos cubiertos de nieve, abandonando sus lugares de residencia en la provincia afgana de Kunar, bombardeada por fuerzas soviético-afganas.

Los relatos de los refugiados hablan de continuos ataques soviéticos con carros de combate, tropas aerotransportadas y bombardeos con napalm.

La mayor parte de los refugiados son mujeres y niños, ya que los hombres están haciendo frente a los ataques combinados de fuerzas soviéticas y afganas, según testigos presenciales. Abdel Wahid, agricultor, contó a los periodistas que su pueblo, Chigall, fue rodeado por carros de combate soviéticos y bombardeado por la aviación. Cuando los rebeldes hicieron fuego desde sus trincheras contra un desembarco de tropas aerotransportadas, la aviación comenzó a arrojar napalm contra el pueblo. «La última vez que vi el pueblo», dijo, «estaba en llamas.»

Por su parte, Attaullah Khan, comisario paquistaní del distrito de Bajar, dijo que en la última semana llegaron a su región 2.000 nuevos refugiados, elevándose la cifra de refugiados a 35.000, «incluidos», dijo, «los 1.000 huérfanos de la masacre de Kerala, perpetrada por tropas afganas y asesores soviéticos».

Por su parte, el sacerdote musulmán, Maulana Zarawar, afirmó que el mayor problema para los rebeldes lo constituye la escasez de armas modernas para combatir a carros de combate y helicópteros.

Zarawar afirmó que volverá en breve a Afganistán «para integrarme en la lucha. No tengo casa», aseguró, «pero no es un problema; lo único urgente son armas modernas». La mayoría de estos refugiados proceden de lugares al norte de la frontera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de marzo de 1980

Más información

  • Denuncian bombardeos con "napalm"