Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nuevas protestas en San Blas por el traslado de tres sacerdotes

Vecinos del barrio madrileño de San Blas protagonizaron el sábado, en la parroquia de Jesús Obrero, un encierro que duró hasta las diez de la noche, para protestar por el traslado de los tres dominicos de la citada parroquia.Durante el encierro tuvo lugar una asamblea informativa en la que una comisión dio cuenta de la entrevista mantenida con el arzobispo Enrique Tarancón. Según la versión dada por aquéllos, prometió interesarse en el tema, aunque manifestó su desacuerdo con las asambleas populares, por considerarlas «poco eclesiales».

Algunos de los asistentes propusieron medidas de fuerza por entender que «el problema se lo están pasando de Anás a Caifás, y de éste a Pilatos, sin que nadie resuelva nada». Se desestimó la propuesta.

Habló, asimismo, José María Díez Alegría, a quien se había invitado para que ayudara con su reflexión teológica a la comunidad de Jesús Obrero. Finalizada la asamblea, trece sacerdotes concelebraron la misa, en la que tomaron parte grupos de cristianos de otros barrios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 26 de febrero de 1980