Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Campaña para el referéndum andaluz

Clavero pospone, por el momento, su decisión de pasar al Grupo Mixto del Congreso

El ex diputado de UCD por Sevilla Manuel Clavero, recientemente dimitido del partido gubernamental, se entrevistó ayer con el presidente del Congreso, Landelino Lavilla, pira tratar sobre el futuro de su escaño. Al término de la entrevista, que duró hora y media, Clavero manifestó que aún debe tomar una decisión sobre lo que va a hacer. Todavía no ha elegido ninguna de las opciones que tiene, pero sí parece claro que la decisión le corresponde exclusivamente a él, aunque UCD pueda presionar en uno u otro sentido.

Clavero acudió al palacio de las Cortes sobre las doce de la mañana de ayer y comenzó su entrevista con el presidente del Congreso, en el despacho de éste, a las doce y veinte. Al salir, casi a las dos de la tarde, manifestó que la entrevista tenía por objeto cambiar impresiones con el presidente de la Cámara sobre su situación como diputado y los últimos acontecimientos políticos relacionados con su persona.Durante la hora y media larga de conversación se analizaron todas las posibilidades que permiten los derechos parlamentarios del ex dirigente centrista andaluz, y se quedó en celebrar un nuevo encuentro. Hasta que éste no se produzca, Clavero no tomará una decisión sobre su futuro en el Congreso, según afirmó él mismo.

Al insistirle los periodistas sobre las impresiones que tenía tras la entrevista, el diputado sevillano volvió a contestar que aún debe tomar una decisión. Esta reiteración confirma la impresión expresada por medios informados de la Cámara de que ni las autoridades de ésta ni el propio grupo de UCD pueden tomar medida alguna en relación con el escaño de Clavero, sino que todo queda a su criterio. Incluso tampoco parece viable que pueda triunfar un posible intento de oposición a que se traslade de grupo. El ex dirigente de la UCD andaluza se extendió en elogios al presidente del Congreso, con el que, insistió, le une una especial amistad, y no quiso entrar en el tema de la carta de dimisión del escaño, sin fecha, que tiene en su poder el partido, y cuya invalidez se juzga indiscutible.

Posible "status" especial

No obstante, fuentes centristas competentes informaron a EL PAÍS que lo más probable es que UCD no intente ningún tipo de presión para arrebatarle el escaño. Antes al contrario, estas fuentes señalaron que en el partido gubernamental existe una gran preocupación porque una posible separación de Clavero del grupo parlamentario pueda servir de ejemplo y favorecer la indisciplina entre los diputados centristas, que avivaría las situaciones conflictivas.

Asimismo indicaron las fuentes que el partido del Gobierno ve con temor la posibilidad de que el abandono del grupo por parte de Clavero, voluntario, o bien una política de presión para que deje su escaño sean causa de un alto coste político para UCD, que se sumaría al que ya está teniendo el partido, en general, por el referéndum autonómico andaluz.

En esta situación, UCD intentaría convencer a su antiguo dirigente para que permanezca en el grupo parlamentario centrista, aunque ello implicaría concederle la contrapartida de una gran libertad de actuación dentro del mismo. Junto a esta opción se mantiene la posibilidad de que Clavero se adscriba al Grupo Mixto, donde tendría que permanecer al menos hasta el final del período de sesiones -hasta el verano-, aunque después podría pasar a otro grupo del Congreso. Por ahora no ha decidido nada en este sentido.

Sobre la posibilidad de que en el futuro propicie la formación de una nueva fuerza política, Clavero rehusó pronunciarse ayer, aunque recordó que ha tenido numerosas adhesiones estos días, e incluso ofrecimientos de otros grupos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 21 de febrero de 1980

Más información

  • UCD puede ofrecerle un "status" especial para que permanezca en el grupo centrista