_
_
_
_
_

Información y transparencia

«El vidrioso asunto de TVE es fuente casi permanente de sorpresas e incongruencias. Ninguno de los que tienen algo que decir sobre él parece haber asumido más que la defensa de su parcela, y así no se va a ninguna parte.El programa Primera página del pasado martes, en hora de máxima audiencia, fue un bochornoso espectáculo de autobombo por parte de los dirigentes de TVE respecto de su predio ( ... ).

Mientras tanto, de paredes adentro de la casa, las centrales sindicales de Prado del Rey siguen erre que erre, sin reconocer que han hecho su agosto de afiliados a costa de un buen porcentaje del personal inútil, de aluvión y parasitario de Prado del Rey y que, por consiguiente, se ven obligadas a hacer el triste papel de defensoras de los "derechos laborales" de mucha gente que carece en rigor de labor alguna que defender ( ... ).

Y ya tenemos un Estatuto de RTVE; aunque los convocados por él para confeccionarle no parecen ponerse de acuerdo a la hora de decidir la lista de nombres que el Congreso ha de ofrecer como miembros del consejo de administración del organismo. Más y más frenos para que las aguas empantanadas sigan pudriéndose. Nadie, por lo visto, hace nada por dar el tajo que el tumor requiere ( ... ).

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

La nueva televisión debe comenzar por mirarse a sí misma desde una lógica implacable de gerencia, afrontando sus responsabilidades frente a la complicidad política y el despilfarro.

Y todo ello puede lograrse si se aplica sin contemplaciones esta sencilla e incontrovertible filosofía: información frente a propaganda, transparencia frente a corrupción.»

15 de febrero

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_