La DC italiana inicia hoy un importante congreso nacional

Esta tarde comienza en el Palacio de los Deportes del EUR, en Roma, el XIV Congreso Nacional de la Democracia Cristiana Italiana, el partido de mayoría relativa, que recoge el 38% de los votos del país.

Este congreso tendrá que solventar cuatro puntos fundamentales: sustitución del líder carismático, Benigno Zaccagnini, el personaje más apreciado por la base del partido y continuador de la línea de Aldo Moro; las relaciones con el Partido Comunista y el Partido Socialista, y la formación del nuevo Gobierno, ya que los socialistas notificaron ayer que harán caer al actual, que dirige Francesco Cossiga, al día siguiente de la clausura.Por primera vez en treinta años falta a esta cita congresual quien fue el más importante estadista democristiano: Aldo Moro, asesinado por las Brigadas Rojas en junio de 1978. Este congreso se abre también cuando acaba de ser enterrado otro de los principales líderes intelectuales del partido, Vittorio Bachelet, vicepresidente del Consejo Superior de la Magistratura, también asesinado por las Brigadas Rojas el pasado martes.

A estas dos figuras desaparecidas hay que añadir la del que fue presidente de la Junta Regional de Sicilia, Piersanti Mattarella, asesinado en Palermo a comienzos del pasado mes de enero. Son, pues, unas desapariciones muy significativas: los tres eran punta de lanza del catolicismo progresista, estaban unidos por vínculos de amistad y vinculados también por una línea política de apertura hacia el Partido Comunista.

Diez "corrientes"

El congreso de la Democracia Cristiana con los diez grupos que funcionan en su interior es lo más parecido a una «convención» norteamericana. En realidad es casi una confederación de partidos, aunque con la característica de que es la única formación política italiana que en treinta años no ha tenido ninguna escisión y que en los momentos más cruciales ha conseguido incluso la unanimidad interna.De los diez grupos o «corrientes», como así los llaman en Italia, que se presentan a este XIV Congreso, los principales son los siguientes:

1. Grupo Zaccagnini. Ha recogido el 28,29% de los delegados del congreso. Dentro de este grupo existen cuatro subgrupos. Todos están abiertos a un diálogo con los comunistas, e incluso algunos de ellos son favorables a su incorporación al Gobierno.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

2. Grupo Doroteo. Fue siempre el grupo más poderoso. Hoy cuenta sólo con el 22,50%. Su principal personalidad y uno de los candidatos a la secretaría es Flaminio Piccoli, actual presidente del partido.

3. Grupo Nuevas Crónicas. Lo constituyen los seguidores de Amintore Fanfani, con el 13% de los votos.

4. Grupo Amigos de Andreotti. Es el que más ha crecido desde el último congreso. Posee el 12,84%.

5. Grupo Fuerzas Nuevas. Es el grupo más anticomunista. Su líder es Carlo Donat Cattin, a quien se le han agregado Emilio Colombo y Mariano Rumor, mientras ha perdido personajes de primera fila, como Bodrato, actualmente «delfín» de Zaccagnini. Cuenta con el 18%. Dentro de la DC sólo el grupo Andreotti y la izquierda del grupo Zaccagnini se presentan al congreso abierto incluso a un Gobierno con los comunistas.

El 60% del partido está de acuerdo en formar una alianza más estrecha con los socialistas y los partidos menores,si fuera posible. Los contrarios a una colaboración seria y directa con el Partido Comunista, incluso fuera del Gobierno, suponen el 32%.

Andreotti ha sido el primero que ha manifestado una voluntad clara de no plantear ningún «prejuicio» a un Gobierno con los comunistas.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS