Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Desalojada pacíficamente la embajada en Lima

En la madrugada de ayer fue desocupada pacíficamente la embajada española en Lima. En un principio, eran diez los huelguistas de la compañía telefónica peruana que ocupaban la cancillería española. El pasado viernes, a petición de los dirigentes sindicales, cuatro hombres decidieron abandonarla. Dentro quedaba el resto de sus compañeros: dos varones más y cuatro mujeres, una de ellas en avanzado estado de gravidez.

El embajador de España, Juan Ignacio Tena Ibarra, se hallaba ausente y llegó a Lima el pasado sábado, procedente de Estados Unidos, donde se encontraba por razones de salud. Una vez resuelto el conflicto, Tena Ibarra volvió a ausentarse nuevamente.

Un médico y una comadrona entraron ayer de madrugada en la legación diplomática española para examinar a Martha Valencia, la ocupante embarazada. Ambos certificaron que se encontraba en buen estado.

Mientras, unas diez parejas de la policía (hombres y mujeres), vestidos de paisano, entraban discretamente en el local y esperaban el dictamen médico.

Una vez conocido éste, la policía irrumpía en la embajada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 12 de febrero de 1980