Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cavero explica la fuga de los "grapo" de Zamora

El ministro de Justicia, Iñigo Cavero, compareció ayer en la Comisión de Justicia del Congreso para responder a una pregunta formulada por varios diputados centristas sobre la fuga de los cinco miembros de los Grupos Revolucionarios Antifascistas Primero de Octubre (GRAPO), ocurrida el pasado mes de diciembre en la cárcel de Zamora.Las explicaciones dadas por el ministro se resumen así: los grapo pudieron realizar el agujero de escape con bastante facilidad, porque el hormigón del suelo es de calidad deficiente; nadie oyó sus golpes, porque los confundieron con los que se estaban realizando en una obra contigua y no se levantó la menor sospecha de fuga en los seis meses de excavación «porque este tipo de presos son muy solidarios entre sí y seguro que colaboraron todos». Las herramientas que utilizaron para realizar una obra de esta envergadura eran «de fabricación casera», según palabras del propio ministro.

Las responsabilidades, por tanto, hay que buscarlas en la profesionalidad de los funcionarios, «algunos de los cuales actuaron con negligencia, y ya tienen abierto el correspondiente expediente».

Respecto a la situación carcelaria general, el señor Cavero dijo que en España «no hay ningún establecimiento con la suficiente seguridad para evitar fugas de este tipo de presos pertenecientes a bandas armadas».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 8 de febrero de 1980