Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Máximo sigilo en torno a los planes antiterroristas en el País Vasco

El carácter secreto de los planes y operaciones que puedan ponerse en marcha en el País Vasco, tras el nombramiento del general José Sáenz de Santamaría como delegado especial del Gobierno para dirigir la lucha antiterrorista, es la nota predominante por el momento.El propio carácter de la misión encomendada al general Sáenz de Santamaría avala, según fuentes oficiales, la más rigurosa discreción. Tampoco se espera, a corto plazo, ningún tipo de declaración por parte de los máximos responsables del tema ni se conocen los colaboradores inmediatos que, presumiblemente, el general Sáenz de Santamaría habrá recabado como apoyo de su misión.

En cuanto a las conversaciones mantenidas en los últimos días, tanto en Madrid como en Bilbao, y en las que han participado altos responsables del Gobierno y de las fuerzas policiales, EL PAIS ha sabido que ha sido objeto de especial atención el diario Egin, de San Sebastián, que pasa por mantener posiciones próximas a la izquierda abertzale radical.

En la Dirección General de la Guardia Civil se ha informado a Europa Press que la organización y dotación del grupo antiterrorista de este cuerpo, las Unidades de Acción Rural (UAR), sobre todo en lo que se refiere a equipo y armamento de las unidades, tiene carácter secreto, por lo que no es posible ofrecer información sobre determinados detalles.

Estas fuentes han señalado que los medios de que disponen las UAR son aquellos que sus mandos han estimado más convenientes para la realización de misiones para las que fue creado el grupo antiterrorista.

Los mismos informantes señalan que las UAR fueron creadas para llevar a cabo acciones antiterroristas en las zonas rurales y que sus integrantes son guardias voluntarios, entrenados especialmente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 7 de febrero de 1980