Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Antonio Villacieros y Fernando Fuertes cesan de sus cargos en la Casa del Rey

Antonio Villacieros, diplomático, de 79 años, y Fernando Fuertes de Villavicencio, militar en la reserva, de 75 años, han cesado en sus cargos de jefe de protocolo y de intendente general de la Casa del Rey, respectivamente, en aplicación del real decreto por el que se reorganizó la Casa del Rey en el pasado mes de enero. José María Allende-Salazar, conde de Montefuerte, asume las tareas de protocolo, y José Villegas Ortega, las de intendencia general, dentro del organigrama general de la Casa del Rey.

Los relevos operados forman parte de la reorganización de la Casa Real, que ahora queda constituida por los siguientes órganos: jefatura, cuarto militar, secretaría general, guardia real y servicio de seguridad. Algunas de las competencias que correspondían a intendencia y protocolo pasan a depender de la secretaría general, dirigida por el general Sabino Fernández del Campo. Todos los miembros de la Casa Real son nombrados y relevados libremente por el Rey.Fernando Fuertes, que continúa como presidente del Patrimonio Nacional, organismo que ahora depende de Presidencia del Gobierno, nació en Asturias, en 1905, e ingresó en la Academia de Intendencia del Ejército en 1920. En 1967 ascendió a general de Intendencia, y actualmente se encuentra en la reserva. En 1948 fue designado segundo jefe e intendente general de la casa civil del general Franco, y en 1963, consejero delegado del Patrimonio Nacional del Estado. Desde 1975 detentaba el cargo de intendente general de la Casa del Rey.

Antonio Villacieros nació en 1900, e ingresó en la carrera diplomática en 1922. Ha prestado sus servicios profesionales en las embajadas de Berna, Santa Sede, Quito y Tokio. Entre los años 1936 y 1939 formó parte del gabinete diplomático de la Junta de Defensa y en la Secretaría de Relaciones Exteriores de Salamanca y Burgos.

Entre los años 1964 y 1970 fue jefe de cancillería, protocolo y órdenes del Ministerio de Asuntos Exteriores, y primer introductor de embajadores. En 1975 fue nombrado jefe dé protocolo de la Casa del Rey.

José María Allende-Salazar nació en Madrid, en 1921. Es licenciado en Derecho y diplomático desde 1945. Ha desarrollado trabajos consulares en Marruecos, Estocolmo, Copenhague y Santiago de Cuba. Fue secretario de embajada en La Haya y ministro consejero de la embajada española en Bruselas. En el año 1967 fue nombrado cónsul general de España en Pau. Desde el mes de octubre de 1977 forma parte de la secretaría de la Casa del Rey. Como segundo introductor de embajadores acompañó a los Reyes en su viaje a Centroamérica.

José Villegas, comandante de Intendencia, es especialista en temas de intervención y se incorporó recientemente a la secretaría de la Casa Real. Ahora se hace cargo de las competencias que desarrollaba el señor Fuertes de Villavicencio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 7 de febrero de 1980