Investigación de las declaraciones oficiales sobre la muerte de dos estudiantes en Madrid

La autoridad judicial que instruye el sumario por la muerte de los estudiantes Emilio Martínez Menéndez y José Luis Montañés, ocurrida el día 13 del pasado mes de diciembre, durante un enfrentamiento con la Policía Nacional en la ronda de Valencia, de Madrid, está investigando el origen de las declaraciones oficiales efectuadas a raíz del suceso.En concreto, la autoridad judicial se interesa por los datos que sirvieron de base a la nota facilitada por el Gobierno Civil de Madrid en la madrugada del día 14 de diciembre y a la intervención del ministro del Interior, Antonio Ibáñez Freire, en el Pleno del Congreso de los Diputados del viernes día 14 de diciembre.

En ambas declaraciones se contiene una versión oficial del suceso que parece contradecir los datos posteriormente obtenidos en la reconstrucción judicial de los hechos. A este respecto, el instructor que investiga judicialmente la muerte de los estudiantes solicitó del gobernador civil de Madrid certificación de la nota hecha pública en la madrugada del día 14, y del presidente del Congreso de los Diputados, certificación a su vez de las intervenciones habidas en el Pleno del Congreso del día 14 sobre los sucesos ocurridos el día anterior. El gobernador civil de Madrid ha cumplimentado ya la petición judicial.

Según parece, los datos que sirvieron de base para la redacción de la nota oficial del Gobierno Civil de Madrid fueron facilitados por el comandante de la Policía Nacional que estaba de jefe de servicio en el momento de ocurrir los hechos. Dicho comandante ha sido citado a declarar en fecha próxima ante la autoridad judicial.

En el acto de la declaración estará presente la abogada Francisca Sauquillo, como parte legalmente interesada tras haber ejercitado la acción popular. Como es preceptivo, dicha abogada tiene acceso al sumario y a la práctica de todas las diligencias judiciales encaminadas a la averiguación de los hechos.

Por otra parte, la autoridad judicial ha solicitado del ministro de Defensa la designación de dos peritos militares del Cuerpo de Ingenieros de Armamento y Construcción para que efectúen la prueba balística que determine la procedencia del proyectil que acabó con la vida del joven estudiante Emilio Martínez. Este proyectil pudo ser recuperado por la autoridad judicial, ya que se encontraba alojado en el bazo de Emilio Martínez, después de haberle atravesado el cuello y el corazón, pero no así el que acabó con la vida de José Luis Montañés, que le atravesó y se perdió. La autoridad judicial también tiene en su poder una bala que fue recogida por un testigo de debajo de un autobús.

En relación con el origen y las causas de los desperfectos sufridos por el jeep de la Policía Nacional, del que presuntamente partieron los disparos que acabaron con la vida de los dos estudiantes la autoridad judicial también ha ordenado la correspondiente prueba pericial a cargo del Colegio de Ingeniero Industriales. Según parece, dos peritos de dicho colegio ya han examinado el jeep en cuestión, aunque todavía no han emitido su informe.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS