Detenciones e incidentes en la huelga del metal de Madrid

Pese a la radical discrepancia entre las fuentes empresariales y las sindicales sobre el alcance de la huelga del metal de Madrid, que ayer concluyó, parece que el paro fue más extenso que en la jornada del miércoles. La detención de altos dirigentes de UGT a primeras horas de la mañana, noticia que se extendió con rapidez por el sector, y la proliferación de piquetes contribuyeron de forma decisiva en el mayor seguimiento de la huelga.La patronal, que estimó el alcance del paro en un 10% de los trabajadores, denunció la intervención de piquetes violentos en la zona de Getafe. La normalidad fue absoluta en las gandes empresas N, en las zonas periféricas de Madrid. según declaró a EL PAIS Rafael Ortiz, presidente de la - Asociación de Empresarios del Comercio e Industria del Metal de Madrid.

CCOO y UGT por su parte, informaron que la huelga fue ayer secundada por el 75% de los trabajadores, y denunciaron la acción represiva de las Fuerzas de Orden Público, que, según afirman, contraviene el derecho a la huelga recogido en la Constitución. Hacia las 7.30 de la mañana, cuando se encontraban informando de la huelga en la plaza Elíptica, fueron detenidos Valentín González, secretario general de UGT-Madrid; Manuel Carcaboso, responsable de la federación del metal de este sindicato, y Alejandro Martín, economista y asesor de los trabajadores en las negociaciones del convenio. Tras intensas gestiones de la dirección nacional de UGT ante las autoridades y después de una nota de protesta del Grupo parlamentario del PSOE fueron puestos hacia las dos de la tarde, en libertad. Entre los numerosos incidentes que tuvieron lugar ayer con motivo de la huelga, cabe reseñar la amenaza de dos empresarios de Leganés armados con escopetas a los piquetes.

Para hoy está prevista una nueva sesión negociadora entre CCOO, UGT y la patronal (ACEIM y comarcales).

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS