Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
NAVARRA

El Parlamento foral rechaza una proposición de integración en Euskadi

La Comisión de Régimen Foral del Parlamento de Navarra rechazó ayer la moción presentada por Euskadiko Ezkerra, PTE, PCE y ESEI (Convergencia Socialista Vasca), en la que se proponía que la Cámara se pronunciara favorablemente por la incorporación de Navarra a las instituciones autonómicas vascas. El acuerdo se tomó con los votos a favor del rechazo de UCD y UPN (Unión del Pueblo Navarro), en contra de HB, PNV y AMAIUR y la abstención del PSOE y Partido Carlista.A lo largo de la sesión, los representantes de los grupos políticos insistieron en los razonamientos conocidos para que Navarra se incorpore o no a Euskadi. De esta forma, el parlamentario firmante de la moción, Jesús Casajús (PTE), que pidió al resto de los partidos su apoyo para que la moción saliera adelante, precisó que al viejo reino se le están poniendo trabas para la incorporación a Euskadi. José Antonio Urbiola (HB) precisó que «no se trata de defender los derechos del pueblo navarro, como dicen UCD y UPN, sino que estos partidos tratan de impedir que Navarra se incorpore a la comunidad autónoma vasca.

Por su parte, el representante del PNV, Manuel de Irujo, precisó que su partido era partidario de que la moción se demorara hasta que la autonomía vasca estuviera consolidada, si bien señaló que el PNV votaría afirmativamente, «porque entendemos que si Navarra conserva su personalidad y sus fueros está mejor acompañada de Alava, Guipúzcoa y Vizcaya, en los órdenes económicos, cultural y espiritual. Es mucho más lo que nos une que lo que nos separa».

A su vez, el representante de UCD, José J. Sagredo, insistió en que su partido no era antivasco «porque no podemos ser antivascos ya que el componente vasco de Navarra es importante», y manifestó que, según los sondeos realizados por UCD, la mayor parte de la población de Navarra estaba en contra de la integración en Euskadi.

Para el PSOE, que se abstuvo, su postura en la Comisión de Régimen Foral estuvo razonada en el hecho de que el partido rechaza actualmente cualquier referéndum.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 18 de diciembre de 1979